La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

David "Chato" Romero - dromero@larepublica.com.co

Según el experto, los impuestos a las bebidas azucaradas pueden reducir su consumo, la obesidad, la diabetes tipo 2 y la caries.

En ese sentido, las políticas fiscales que buscan un incremento del 20% en el precio de venta de las bebidas azucaradas podrían resultar en reducciones proporcionales de estos productos, según el reporte titulado “Políticas fiscales para la dieta y la prevención de enfermedades no transmisibles”.

El experto considera que la reducción del consumo de bebidas azucaradas significa menos ingesta de “azúcares libres” y calorías, lo que mejora la nutrición y reduce el padecimiento de soprepeso, obesidad, diabetes y caries. “Si los gobiernos gravan productos como las bebidas azucaradas, pueden reducir los padecimientos y salvar vidas. También pueden reducir los costos de la salud y aumentar ingresos para invertir en servicios de salud” agregó Douglas Bettcher.

En la propuesta del Comité de Expertos no se profundizó sobre el impuesto de bebidas azucaradas.