Desde hace 16 años no se licitaba el sistema de recolección de basuras.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Luego de un proceso que se extendió por cerca de dos años y que a su vez tuvo constantes prórrogas, la ciudad vio comenzar un nuevo esquema de aseo, tras la licitación por $4,8 billones que se adjudicó en los primeros días del año.

Sin embargo, el empalme de los nuevos encargados del servicio de recolección de basuras y limpieza de la ciudad solo estará en plena operación hasta agosto, pues apenas 10% de los vehículos entraron a operar esta semana. Según las cifras de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Púbicos (Uaesp), el martes salieron a las calles apenas 260 vehículos y 4.600 operarios de las nuevas empresas.

Beatriz Elena Cárdenas, directora de la Uaesp, explicó que “solo hasta el 12 de agosto vamos a tener 100% de la flota nueva en Bogotá, son vehículos cero kilómetros, con normas Euro 5, amigables con el medio ambiente”.

Entre los principales cambios que verán los ciudadanos, además del descuento de 10% en la tarifa de los servicios de aseo, está la redistribución de la ciudad en cinco Áreas Especiales de Aseo, entre las cuales se distribuirá el espacio que deja Aguas de Bogotá, que tenía a su cargo 52% de las basuras de la ciudad.

El consorcio que tendrá mayor número de espacios es Lime, que se encargará de ocho localidades; luego viene PromoBogotá, que atenderá el aseo y la limpieza de siete localidades. Ciudad Limpia y Bogotá Limpia tendrán dos cada uno y Área Limpia apenas una (Suba).

Otra de los cambios será la expedición de una serie de decretos con los cuales la Alcaldía buscará estimular a los ciudadanos a hacer la separación en origen con la meta de reducir 16% el número de residuos que entran al Relleno Sanitario Doña Juana.

LOS CONTRASTES

  • Beatriz CárdenasDirectora de la Uaesp

    “Vamos a hacer procesos licitatorios donde los prestadores actuales pueden participar para que hagan el levantamiento de avisos y neumáticos y otro tipo de elementos”.

  • José Manuel SarmientoConcejal del Polo Democrático

    “El modelo de aseo bajo la idea de privatización no funciona. Entre 2003 y 2009 las tarifas crecieron 70%, pero las toneladas recogidas apenas aumentaron 15%”.

Luis Guillermo Plata, director de Probogotá, expresó que “siempre hemos dicho que la clave del éxito de un esquema de recolección de basuras es la reducción de los residuos y el aprovechamiento de los mismos. En ese sentido, esperamos que esta vez sí se logre poner en marcha la separación desde la fuente”. Esto servirá para la sostenibilidad de la ciudad.

La entrada en operación del nuevo esquema se da luego de varios sin una licitación, pues desde 2012 la ciudad estaba sujeta a un esquema transicional de aseo, el cual permitió la entrada de la filial de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (Eaab), la cual arrendó sus camiones recolectores a los nuevos operadores hasta que se complete su implementación completa .

El alcalde Enrique Peñalosa destacó que “aunque la ley ordena licitaciones cada ocho años, desde 2002 no se hacían adjudicaciones y en esta licitación hubo una participación muy amplia y se lograron cosas buenas para los ciudadanos, con más servicios”.

¿Cómo se hará el reciclaje en el nuevo esquema?

De acuerdo con la directora de la Uaesp, lo que viene es el fortalecimiento del modelo que se planteó desde la administración anterior, de separar en la fuente. Así, lo reciclable irá en bolsa blanca y los desechos en bolsa negra, con el objetivo de facilitarle el trabajo a los recicladores, que no tendrán que abrir las bolsas para buscar el material reciclable. Sobre este punto, la funcionaria señaló que fueron vinculados a las nuevas empresas 1.200 empleados de los 3.000 que estaban en Aguas de Bogotá.