El representante de la Oficina contra la Droga y el Delito aseguró que la producción de clorhidrato de cocaína aumentó 1,5% en un año

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El presidente de la República, Iván Duque, en conjunto con Pierre Lapaque, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, informaron que las áreas sembradas de cultivos ilícitos se redujeron 9%, pasando de 169.000 hectáreas en 2018 a 154.000 hectáreas de área sembrada de coca, la mayor caída en seis años.

Este resultado fue aplaudido por la Oficina contra el Droga y el Delito, pues rompió la tendencia al alza que venía teniendo esta actividad. "Colombia, entre 1999 y 2013 vio una senda de reducción de los cultivos ilícitos, el país pasó de 180.000 hectáreas a menos de 60.000, pero entre 2014 y 2018 se vio un crecimiento exponencial de los cultivos ilícitos, por eso, desde el primer día, se trabaja con todas las herramientas para reducir el área sembrada de cultivos ilícitos", afirmó el primer mandatario.

Sin embargo, Lapaque anunció que hubo un aumento de 1,5%, frente a 2018, en la producción de clorhidrato de cocaína pura, la cual se estimó en 1.137 toneladas métricas. El representante explicó que el incremento de la productividad se debe a la concentración de la coca en enclaves productivos donde se facilita la siembra y transformación de la hoja.

"Los resultados del censo a la fecha de corte de 31 de diciembre de 2019 trae buenas noticias, no solo porque se rompe la tendencia de incremento que empezó en 2014, sino porque es un reconocimiento a los esfuerzos de las comunidades y del Gobierno que se han comprometido con el abandono de los cultivos de coca", afirmó Lapaque.

En cuanto a territorios vulnerables, se identificó que en Parques Nacionales Naturales el cultivo tiene presencia en 14 áreas protegidas, con un total de 6.785 hectáreas que reflejan una reducción de 13,5 %; en resguardos indígenas se registraron 14.022 hectáreas, una reducción de 15,5 %; y en tierras de las comunidades negras se estimaron 24.856 hectáreas, con una reducción del 8 %.

Lapague recordó que los ingresos derivados de la coca tienen una alta influencia en las zonas de los enclaves, sin embargo, advirtió que fuera de ellos los cultivadores tienen menos ganancia. A esto, añadió que, si bien esta reducción del área sembrada es un avance, no solo basta con reducirla sino en liberar a las regiones de la violencia.

Por su parte, la ministra de Justicia, Margarita Cabello, dijo que en lo que va del Gobierno se han erradicado 143.000 hectáreas, sumando las acciones tanto de su cartera, como la de Defensa, que lidera Carlos Holmes Trujillo.

Precisamente, el Ministro de Defensa dijo que se han hecho grandes esfuerzos por la policía y los militares para incautar 433 toneladas de cocaína, lo que significó que no hubo venta de US$13.800 millones, "un golpe para estas estructuras criminales", añadió Trujillo.