A las 11 de la mañana de este miércoles, el mandatario pedirá los últimos reportes de cómo avanza la situación.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El presidente Duque aseguró que el cierre de la segunda compuerta de la casa de máquinas de Hidroituango es uno de los más delicados trabajos que se han realizando en esa central hidroeléctrica. Sin embargo, consideró que se trató de un “arranque muy positivo”, e hizo un reconocimiento a las entidades participantes y los trabajadores del proyecto.

“Aquí estaremos conectados de manera permanente y, como ustedes saben, esto es un reto muy grande que enfrenta el país, pero creo que lo que nos ha unido, lo que nos debe motivar todos los días, es la protección de la vida, la protección del ambiente y tratar de preservar un proyecto estratégico de esta envergadura para el país”, aseguró el mandatario.

Se cree que hacia las 11 de la mañana de este miércoles, el presidente Duque reanudará la comunicación con el Puesto de Mando Unificado (PMU) para conocer los últimos reportes de cómo avanza la situación.

Así mismo, las autoridades involucradas continuarán en observación para analizar como se desarrolla la situación. “No hay ningún indicador que presente en este momento alarma roja. A algunos de ellos los tememos en alarma naranja, simplemente por el extremo cuidado que tenemos que tener de observación, pero la mayoría de ellos están en verde”, dijo Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM.

El presidente, por ahora, destacó el compromiso de todos los actores del Puesto de Mando Unificado. De hecho, reiteró el heroísmo de los trabajadores del proyecto y reconoció la actuación del equipo de la Gobernación, la Alcaldía de Medellín, las autoridades militares, las autoridades políticas de los municipios de la zona de influencia y el trabajo de la Unidad de Gestión del Riesgo.