En el último mes la contracción de las personas ocupadas fue menor, por lo que el Gobierno cree que lo peor se vivió en mayo

Adriana Carolina Leal Acosta

Según el Dane, en junio 4,2 millones de personas perdieron su ocupación en comparación con el mismo periodo de 2019, de las cuales 2,1 millones se declararon como cesantes oficialmente, por lo que la tasa de desempleo llegó a 19,8%, es decir, 10,4 puntos porcentuales por encima del mismo lapso del año pasado, pero por debajo del récord de 21,4% de mayo (1,6 puntos porcentuales menos), por lo que el mismo Gobierno asegura que el pico del desempleo ya pasó.

El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, dijo en un Foro LR, que "las cifras están respaldando este anuncio que venía haciendo hace meses que el pico de desempleo fue en mayo", y enfatizó que la reactivación está haciendo ver el desempleo desde otra perspectiva.

Al cierre de la Mesa de Concertación Laboral, señaló que "sí notamos que empieza a verse la reactivación económica. Notamos que las cifras de inactivos disminuyen, la cifra de la población económicamente activa aumenta y los ocupados aumentan. El resultado final es positivo, pero seguimos preocupados".

En ese escenario, en el que es evidente el golpe que ha tenido la pandemia sobre el mercado laboral agudizando los problemas estructurales que desde antes habían salido a flote, pues la tasa de desempleo arrancó el año en doble dígito; se empezaron a mostrar leves mejoras frente a abril y mayo, meses en los que más personas quedaron en el limbo, clasificadas como inactivas, porque no estaban trabajando ni buscando ubicarse laboralmente. Un factor causado por los cierres decretados por el Gobierno.

Esta mejora se evidencia al revisar las cifras desestacionalizadas, es decir las que comparan mes a mes sin contemplar el efecto que generalmente tiene cada época del año sobre el mercado laboral, el número de ocupados que en abril fue de 16,3 millones, en mayo pasó a 17,3 millones y en junio ascendió a 18,1 millones.

“Hay una pequeña mejora en el mercado laboral porque hay un retorno a la ocupación y una contracción más pequeña de la población ocupada. Sin embargo, al mismo tiempo, hay un incremento de inactivos a desempleados”, explicó Juan Daniel Oviedo, director de la entidad estadística.

Y es que, desestacionalizadamente, mientras en abril los inactivos fueron 19,3 millones, en mayo fueron 17,7 millones y en junio 16,9 millones. De modo que parte de esta población volvió a trabajar y otra, una vez resuelta la incertidumbre característica de la cuarentena, terminó desempleada.

Así, se concluye que alrededor de un millón de puestos de trabajo se habrían recuperado en mayo respecto a abril y alrededor de 800.000 en junio, respecto a mayo. Aunque, cabe aclarar, que las mediciones que hace el Dane no son lineales, es decir, que cada mes se encuesta a personas distintas.

LOS CONTRASTES

  • Jorge RestrepoProfesor de economía de la Universidad Javeriana

    “En junio se continuó con la recuperación que ya se había visto en mayo, frente a abril, aunque con menos fuerza, pero se ve un efecto de la reapertura”

  • Iván JaramilloDirector Observatorio Laboral U. Rosario

    “Puede haber un aumento de la ocupación por el retorno a las actividades con la reactivación, pero el desempleo sigue reportando indicadores muy altos”

  • Ángel Custodio CabreraMinistro de Trabajo

    "La cifra de la población económicamente activa aumenta y los ocupados aumentan. El resultado final es positivo, pero seguimos preocupados".

“En junio se continuó con la recuperación que ya se había visto en mayo, frente a abril. No solo se desaceleró la destrucción de puestos de trabajo de marzo y abril, sino que se mantuvo la tendencia de recuperación de puestos de trabajo, aunque hay que decir que a un menor ritmo en junio, que en mayo”, destacó Jorge Restrepo, profesor de economía de la Universidad Javeriana.

Otra conclusión que dejó el informe presentando fue que, al cierre del semestre, es decir, entre enero y junio, la reducción de la población ocupada fue de 2,7 millones, mientras que se aumentó en un millón el número de personas desempleados.

De modo que, en total, se estima que hay 19,4 millones de personas ocupadas, 3,8 millones de personas desocupadas y 16,6 millones de inactivos.

Esto significa que la tasa de desempleo del primer semestre de 2020 fue 16,2%, lo que representó un incremento de 5,2 puntos porcentuales frente al mismo periodo de 2019.

Por otro lado, se concluyó que en el trimestre comprendido entre abril y junio la tasa de desempleo nacional fue 20,3%, mientras que en ese periodo de 2019 fue 10,1%. En cuanto a las ciudades principales, en el trimestre, el incremento fue mayor, pues la tasa de desempleo trimestral en 2020 fue 24,3%, mientras que en ese lapso del año pasado fue 11%.

Al revisar las horastrabajadas en junio, de las 18,3 millones de personas que continuaban laborando, 50,9% lo hicieron más de 40 horas a la semana. Sin embargo, 16% estaba trabajando menos de 20 horas. Además, 6,7 millones de personas dijeron que estaban laborando menos horas, de los cuales 94% dijo que el motivo era el covid-19.

El entretenimiento sigue decayendo
Donde más hubo pérdidas de puestos de trabajo en junio de 2020 frente a ese mes de 2019, fue en las actividades artísticas, con 737.000 personas menos ocupadas; seguido por el comercio y la reparación de vehículos, con 636.000 personas menos.

Sin embargo, Juan Daniel Oviedo, director de la entidad, destacó que el comercio había sido el que ocupó el primer lugar en mayo, por lo que habría una leve alza. En tercer lugar se ubicó la administración pública, defensa, educación y salud, con 635.000 personas menos y, en cuarto lugar, están las industrias, con 599.000 personas menos.