La alcaldía debió emitir un comunicado de prensa explicando que no existe amenaza de bloqueo por el momento

Colprensa

En horas de la tarde el panorama en Popayán era nuevamente de zozobra, luego del fallido encuentro entre el presidente de la República, Iván Duque Márquez, y las comunidades indígenas y campesinas que estaba pactado para este martes en Caldono, Cauca.

Una vez se rompió el diálogo entre las partes, los habitantes de la ciudad blanca se volcaron a las estaciones de servicio para tanquear sus vehículos y así evitar no quedarse sin combustible si se presentan nuevos bloqueos a la vía Panamericana.

“Uno compra gasolina porque no sabe qué pase, como no llegaron a nada con el presidente allá en Caldono”, dijo un conductor, quien hacía fila en una de las 26 estaciones de gasolina que hay en la capital del Cauca.

De ahí que el panorama por ahora sea de largas filas en inmediaciones de estos lugares, así como personas portando galones con la esperanza de adquirir combustible por ese temor, el cual quedó luego que Popayán permaneciera 26 días aislada con el centro y oriente del país.

“Tenemos gasolina para rato porque acabaron de llenar los tanques, luego de que habilitaran la Panamericana”, dijo un 'bombero' de una estación de servicio ubicada al frente de la términal de transporte.

A raíz del caos que se generó por esta situación, la alcaldía se vio en la obligación de emitir un comunicado de prensa, explicándole a la gente que no existe amenaza de bloqueo por el momento.

“Se da un parte de tranquilidad a la comunidad, reiterando que se continúa trabajando en coordinación con los organismos de seguridad para garantizar la tranquilidad a toda la comunidad. Es de anotar que no hay bloqueos sobre la vía Panamericana y las estaciones de gasolina están prestando su servicio con normalidad”, dice el comunicado.

El Secretario de Planeación de Popayán y alcalde encargado, Francisco Zúñiga, llamó a la tranquilidad frente a los rumores de posibles bloqueos a dicho corredor vial.