Analdex, Cotelco y Acodres señalan que no hay claridad sobre las razones por las que la Dian rechaza las solicitudes de reintegro de saldos a favor

Adriana Carolina Leal Acosta

Pese a que con el Decreto 963 del 7 de julio el Presidente de la República, Iván Duque, anunció que se agilizaría la devolución de saldos a favor del impuesto de renta y complementarios que tuvieran las empresas, pasando de un proceso que, según la norma tardaba 50 días, a 15 días, el mecanismo no estaría funcionando a la velocidad esperada.

Así lo señalaron los líderes de Analdex, Cotelco y Acodres, gremios que reúnen a los exportadores, hoteleros y dueños de restaurantes del país, respectivamente; quienes llamaron la atención en que en medio de la crisis por la que están pasando la mayoría de empresas, tener acceso a esos recursos les da posibilidad de ganar flujo de caja, lo que, a su vez, en este momento, puede ser una cuestión de vida o muerte.

“A pesar de la decisión del Gobierno de establecer un mecanismo automático de devoluciones de saldos a favor, las empresas señalan que tienen atrapado su capital de trabajo en la Dian”, señaló Javier Díaz, presidente de Analdex.

Sin embargo, es necesario precisar que eso no significa que la Dian no esté cumpliendo con el deber de hacer el reintegro de esos recursos, sino que, según los gremios, el proceso está tardando tanto o más que antes que se emitiera el mencionado Decreto.

Gustavo Toro, presidente de Cotelco, dijo que de acuerdo con una encuesta realizada a sus afiliados este mes, solo a 22,8% de los hoteleros que hicieron la solicitud de devolución automática se la concedieron de manera oportuna.

“Cuando rechazan la solicitud para la devolución automática no les explican por qué y los mandan por el ‘camino viejo’, lo que en la práctica se demora hasta cinco o seis meses. Entonces, pese a que Cotelco propuso esta medida en su momento, los hoteleros no están siendo beneficiados como se esperaría”, indicó el líder gremial.

Según el articulado, el beneficio sólo se puede aplicar a contribuyentes que “no representen un riesgo alto de conformidad con el sistema de análisis de riesgo de la Dian”, lo que, según Toro, no es un requisito claro.

Además, teniendo en cuenta que las empresas de turismo y los restaurantes han sido los más afectados en la pandemia, Henrique Gómez, presidente de Acodres, hizo un llamado a revaluar la forma como se analiza el riesgo y se concede el beneficio, “pues tener caja en este momento es fundamental para el sector”, apuntó.

Por otro lado, Díaz dijo que la lentitud tiene que ver con el tamaño de la empresa, pues “cuando son montos considerables, la Dian saca a las empresas del canal de devolución automática y los manda a hacer fila en el canal tradicional. Las demoras pueden ser de un año”.

Lo anterior estaría en línea con el hecho de que para las Pyme el panorama ha sido positivo, pues según Rosmery Quintero, presidenta de Acopi, la norma los ha ayudado y por ello piden que la devolución automática sea permanente.

En el primer semestre se devolvieron $8,7 billones

De acuerdo con el último reporte de la Dian, hecho con corte al 7 de julio, durante el primer semestre del año se gestionaron 21.882 solicitudes de devolución de saldos a favor, lo que significó un incremento de 212% frente al mismo periodo de 2019, cuando se procesaron 7.000 solicitudes. Así mismo, la entidad señaló que se devolvieron recursos a empresarios y personas naturales por más de $8,7 billones entre enero y julio de 2020, cifra que fue cinco veces superior a lo desembolsado en igual lapso del año pasado.