Se han recolectado 7.000 toneladas de basura en Bogotá.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

El nuevo esquema de aseo en la capital del país dejará, como uno de los grandes cambios, la entrada de ocho empresas. Estas pasarán a ocupar las labores de Aguas de Bogotá, que recoge los desechos de 52% de Bogotá en 12 localidades.

Este nuevo esquema comenzará a regir hasta el próximo 12 de febrero, tiempo durante el cual se mantendrá la emergencia sanitaria que fue declarada con el objetivo de recoger los deshechos que persisten en las calles bogotanas. Esto, debido a las protestas de los trabajadores de esta compañía, pues podrían quedar sin empleo 3.200 recicladores que no pasarían a formar parte de la fuerza de trabajo de los nuevos operadores.

En los siete días que le quedan a la emergencia sanitaria, llegarán al Relleno Sanitario Doña Juana cerca de 42.000 toneladas de basura, si se tiene en cuenta que en la capital se producen aproximadamente 6.300 toneladas de basura diarias.

Este monto se sumará a las 2.600 toneladas que todavía persisten en las localidades afectadas, según las cuentas del secretario de Hábitat, Guillermo Herrera, entidad que asumió la crisis a través del uso de carros recolectores de las nuevas empresas y la participación de otras instituciones distritales.

LOS CONTRASTES

  • Manuel SarmientoConcejal del Polo Democrático

    “Serán 12 días adicionales de negocio para los operadores privados, entre los que se encuentran tres con presuntas irregularidades”.

“Tienen razón en proponer que en un acuerdo con la Alcaldía se dividan los 3.700 trabajadores entre las empresas operadoras y se les garantice la permanencia en sus puestos de trabajo”, expresó Sarmiento.

Según el balance entregado por la Alcaldía de Bogotá, desde que inició el plan de contingencia, hace seis días, se han levantado más de 7.000 toneladas de residuos en las localidades afectadas por la parálisis de los trabajadores que temen perder su empleo.

De acuerdo con la Secretaría de Hábitat, se han atendido 10 localidades de manera prioritaria (Chapinero, Teusaquillo, Santa Fe, Mártires, Candelaria, Antonio Nariño, Rafael Uribe Uribe, San Cristóbal, Usme y Fontibón) y esperan dedicarse de manera especial en los próximos días a los trabajos de recolección en las localidades de Engativá y Barrios Unidos, a doble jornada hasta que se recojan los residuos que quedan.

La Administración Distrital ha llamado la atención sobre los daños contra los buses de la empresa por parte de algunos trabajadores de la filial de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. Sobre la situación, el alcalde, Enrique Peñalosa, dijo que “estamos viviendo las consecuencias de una decisión chambona del alcalde Petro que entregó a dedo y arbitrariamente a Aguas de Bogotá”.