Por su peso, la refinación sigue significando el mayor aporte (puso 1 punto porcentual) y creció 5,1% en términos reales, siendo uno de los 11 sectores que creció en los primeros seis meses del año.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Al cierre del primer semestre del año, la actividad manufacturera y el comercio siguieron con una tendencia de contracción. La industria vio una reducción de 1,5%, mientras que el comercio minorista lo hizo en 0,8% en la primera mitad del año.

Si bien los analistas no esperaban un buen cierre de periodo, solo 11 sectores industriales lograron resultados positivos, de 39 que cuenta el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en su informe.


Esta concentración de las actividades manufactureras, según Camilo Silva, socio fundador de Valora Inversiones, se da porque apenas está comenzando un cambio en la industria, gracias a las inversiones como en el sector energético y vial.

Por su peso, la refinación sigue significando el mayor aporte (puso 1 punto porcentual) y creció 5,1% en términos reales, seguido de la producción de aceites, que aportó 0,2 puntos al total y fue el sector que más creció en el periodo, con una variación de 13,6%.

Otros sectores que ‘sacaron la cara’ fueron: la elaboración de productos de molinería y almidones (6,6%), la fabricación de papel (5,9%) y la industria de químicos (5%), que durante el año han mantenido una buena dinámica.

LOS CONTRASTES

  • Julián DomínguezPresidente de Confecámaras

    “El hecho de que el desempleo disminuya y mejore la formalización, son tendencias importantes para mejorar el consumo”.

La lista de los 28 sectores que cayeron está liderada por la fabricación de artículos de viaje y bolsos, que decreció 23,6%, la industria de metales preciosos, se contrajo 22,6%, mientras que la fabricación de partes de vehículos cayó 19%.

El comercio minorista , por su parte, siguió la misma tendencia y se limitó a un crecimiento en cuatro sectores esenciales: los electrodomésticos y equipos de tecnología (4,4%), el tabaco y el alcohol (3,5%), los alimentos y víveres (3,4%) y productos para el hogar (0,3%). En contraste, las mercancías que se dejaron de comprar coinciden con las industrias que más cayeron: los productos de cuero (-8,6%), los productos de ferretería (8,3%) y los repuestos para carros (-7%).

El presidente de Confecámaras, Julián Domínguez, recalcó que lo más importante para reactivar estas cifras es el consumo.

Domínguez aseguró que “las medidas como bajar el IVA a bienes de uso intermedio, especialmente los electrodomésticos, deben contribuir a revertir la tendencia en el sector industrial, se trata de incrementar el número de personas que tengan capacidad de compra”.

Para lo que queda del año, que para los analistas vendría con una recuperación, el sector agroindustrial sería uno de los impulsores de la actividad manufacturera, como la trilla de café, la producción de azúcar y de panela, entre los destacados, que ayudarían a llenar el espacio que dejan otros sectores.

¿Qué tanto empleo se generó?

Mientras que la industria no logró mantener el personal ocupado en la primera mitad del año y lo redujo 1%, el comercio minorista requirió de una mayor cantidad de empleos. De acuerdo con el informe del Dane, el crecimiento del personal ocupado por el comercio fue de 2,1%. El personal permanente fue el que registró el mayor alza en el periodo, con una variación de 5,1%, mientras que el empleo temporal desde las empresas cayó en la misma proporción. El sector donde más creció el personal ocupado fue en las tiendas con surtido.