La obra del túnel ubicado en el tramo uno ya lleva un avance de 36%. El Invias confirmó que en septiembre se tendrá el aval fiscal

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

El desarrollo de la obra del Túnel del Toyo, que promete dejar el recorrido entre Medellín y Urabá en cuatro horas y media (actualmente, en promedio, se gastan ocho horas en el trayecto), se ha tardado más de lo pactado en el tramo que le corresponde financiar al Gobierno Nacional, a través del Instituto Nacional de Vías (Invias), pero todo indica que a fin de año estaría licitado.

Este segmento contará con 11 túneles, 13 puentes y 12,5 kilómetros de vías a cielo abierto. En total, el tramo suma 19,4 kilómetros y a diferencia del tramo uno que está a cargo de la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, y que cuenta con 18,2 kilómetros en total, aún no se ha adjudicado.

En concreto, este tramo que se ubicará entre Santa Fe de Antioquia y Giraldo es el único que no presenta avances, puesto que ha presentado problemas ya que en diciembre pasado se tuvo que presentar la licitación, por parte de la entidad, pero solo hasta ahora se conocerá una fecha tentativa.

Bajo este panorama y tras otros líos con contratistas, el director del Invias, Juan Esteban Gil, le aseguró a LR que estiman que el próximo mes se dé el aval fiscal que requiere el segundo tramo, después el Conpes, y que en diciembre de este año se abra la licitación para poner en marcha lo que sigue pendiente, y es necesario para finalizar el proyecto completo, que desde un principio se planeó que estuviera listo a principios de 2024.

En cuanto al tramo uno el avance ha sido notorio, pues justo ahí se ubica la megaobra del Túnel del Toyo, el túnel más largo de América Latina con 9,75 kilómetros, y según los últimos datos entregados por la Gobernación de Antioquia, el avance de construcción es de 3.526 metros, es decir, 36% del proyecto.

“Este túnel es la obra más importante del proyecto y actualmente se construye desde dos frentes de trabajo: El avance desde el portal Cañasgordas que va en 1.869 metros y desde el portal Giraldo que lleva un avance de 1.657 metros”, señalaron desde la administración departamental a LR.

LOS CONTRASTES

  • Juan Esteban GilDirector del Invias

    “En septiembre se definirá el aval fiscal que requiere el proyecto, después el Conpes, y esperamos que a finales de este año se abrirá la licitación para el proyecto”.

Desde que inició la etapa de construcción, en enero de 2018 se destacan algunos avances de este tramo.

El primero de ellos fue la excavación de 305 metros del túnel que se logró solo en julio, lo que mostró ser el mes con mayor avance. En el caso de la galería de rescate, el punto de mayor rendimiento se destacó en febrero, cuando se excavaron 323 metros. También, en el túnel 15-16, que se encuentra entre las obras subterráneas se han excavado 916 metros.

De manera que, los avances que han logrado los entes territoriales de Antioquia y Medellín necesitan que la promesa del Gobierno se cumpla, pues de estar listo solo un tramo, no se podría entregar la totalidad del megaproyecto, por lo que el objetivo de recortar el camino entre Medellín y Urabá no se cumpliría.

Sin embargo, una buena noticia que dio el Invias tiene que ver con el aporte que realizará el Gobierno, pues hace algunos meses se confirmó que financiarán el tramo con $1,4 billones, del cual se espera que se generen 5.000 empleos.