Los dueños de los vehículos destacan el programa, pero advierten que hay cuellos de botella como el exceso en los trámites

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El programa de modernización de vehículos de carga pesada anunciado con bombos y platillos desde hace nueve meses aún no presenta un buen balance. Luego de que en abril del año pasado el Ministerio de Transporte anunciara el plan, y que en octubre se expidiera la regulación con la cual se reglamenta ese procedimiento, la cifra a hoy tan solo alcanza 708 vehículos, un dato que se traduce en 2,83% de la meta de 25.000 camiones a la que le apuesta el Gobierno a 2022.

Si bien desde la cartera de Transporte se ha venido consolidando un fuerte trabajo pedagógico para impulsar a que más transportadores de carga se sumen a la iniciativa, lo cierto es que, en la realidad, dicen, hay cuellos de botella que no permiten que ese programa avance de manera exitosa. Se trata de los excesos trámites, los tiempos de entrega del dinero y las faltas de garantías para chatarrizar los vehículos.

“La tramitología está frenando el proceso. El que aplique a ese plan se demora seis meses para poder estar exento de IVA y a que su carro se chatarrice. Eso hace que la gente se desincentive para hacerlo. Es un problema que está enfrentando el sector”, dijo Henry Cárdenas, presidente de Fedetranscarga.

El tema de fondo, explica el dirigente, es que para quienes quieren renovar su vehículo por uno 2020 o 2021 se les tarda mucho tiempo el empalme con la Dian, el Ministerio de Transporte y el Runt. Esto debido a que el papeleo se demora entre cuatro y cinco meses y las exenciones para adquirir un vehículo nuevo no son aprobadas.

“El ejemplo es claro: Un hombre va y chatarriza su tractomula. Le dan en promedio $105 o $111 millones, pero de aquí a que el Gobierno les dé el dinero se demora mucho. Repito: por la tramitología”, añadió Cárdenas.
A este panorama se suma que el acceso a los créditos, según los transportadores, es difícil. “A un empresario mediano le cobran un interés muy alto. Si no tenemos un acceso a un crédito con buenas tasas es muy difícil hacerlo. Ese es otro de los cuellos de botella que padece el programa”, destacó Arnulfo Cuervo, vicepresidente de Fedetranscarga.

Aunque desde el gremio se invitó a los pequeños y medianos transportadores a que se sumen al proceso, se advirtió que aún hay cosas que se deberían mejorar en el plan. Una de ellas, por ejemplo, “es que cuando se creó el programa iba dirigido solo a las personas que tienen uno o dos vehículos. Entonces cuando va una empresa grande, pues no aplica. Y el que tiene uno o dos (carros), no tiene dinero para comprar vehículos nuevos”, añadió Cuervo, quien agregó: “El lío de fondo es que legislamos desde el escritorio, sin conocer la realidad”.

LOS CONTRASTES

  • Juan Miguel DuránPresidente de Colfecar

    “Creemos que con la reposición escalonada que hemos propuesto, en la que las empresas podrán vender un camión nuevo, se dará un paso importante”.

A la discusión que hoy vive el sector también se sumó Colfecar. El gremio, si bien ha sido un fuerte promotor de la iniciativa, ha puesto sobre la mesa propuestas para garantizar que esta modernización sea efectiva. De hecho, en septiembre del año pasado planteó una reposición escalonada, la cual, en términos generales, consiste en renovar su vehículo para un modelo más reciente y no uno nuevo. Es decir, uno 2013, 2014 o 2015, y no uno 2020.

“Creemos que con la reposición escalonada que hemos propuesto, a través de la cual las empresas podrán venderles a los transportadores de menores recursos que no tienen la capacidad económica para adquirir un camión nuevo, vehículos con 5 o 7 años de uso, se dará un paso importante en ese sentido”, concluyó Juan Miguel Durán Prieto, presidente ejecutivo de Colfecar.

Es de resaltar que el Ministerio de Transporte puso en marcha el programa de modernización de vehículos con el objetivo de generar una de las apuestas más grandes del Gobierno en materia de competitividad. Según datos del Runt, de 119.000 vehículos de transporte de carga pesada que transitan por el país, existen aproximadamente un poco más de 52.000 vehículos con más de 20 años de antigüedad, que en su mayoría, son pequeños o medianos propietarios.

Cuatro alternativas que ofrece el programa de modernización
El programa de modernización contempla cuatro alternativas para los transportadores. El reconocimiento económico de 100%, con el que se podrá acceder al total según los valores publicados por el Mintransporte; el reconocimiento económico de 50% y renovación vehicular con exención del IVA; el reconocimiento económico de 40 % o exención del IVA, y la renovación vehicular. Esta alternativa es para quienes quieran renovar o reponer su vehículo pues serán eximidos de la contribución ambiental.