A pesar de que el monto en pesos para 2021 es el máximo en la historia, al hacer la conversión en dólares, no supera los US$79.300 millones

Juan Sebastian Amaya

Para 2021, el Gobierno estipuló el monto del Presupuesto General de la Nación (PGN) más alto en la historia, y así lo aprobó el Congreso, con $313,9 billones y un incremento de 15,2% frente a $271,7 billones para este año, porcentaje que se redujo a 4,3% porque, debido a la crisis, se adicionaron más de $20 billones para la atención de la emergencia sanitaria y económica por la pandemia, lo que totalizó para este 2020 un presupuesto de $300,3 billones.

Sin embargo, al realizar la conversión del presupuesto de Colombia en dólares, en los últimos cuatro años se ve un estancamiento por la devaluación del peso y el promedio es de US$79.699 millones.

Por ejemplo, en 2018, cuando el PGN fue de $235,6 billones, con la tasa de cambio promedio para ese año de $2.956, significó US$79.690 millones. Para 2021, los $313,9 billones, con un dólar en $3.960, como proyectó el Gobierno en el Marco Fiscal de Mediano Plazo a fin de año, se traduce en US$79.267 millones, es decir, no hay diferencias considerables.

Sumado a eso, el monto promedio retrocede si se tiene en cuenta el efecto de devaluación de los últimos siete años y se fija en US$77.479,8 millones. En ese sentido, la evolución del PGN en dólares es la siguiente: 2021 (US$79.267 millones), 2020 (US$80.933 millones), 2019 (US$78.906 millones), 2018 (US$79.690 millones), 2017 (US$76.033 millones), 2016 (US$70.764 millones), y 2015 (US$76.766 millones).

El exministro de Hacienda y economista Juan Camilo Restrepo opinó que, con este ejercicio, en efecto, si los dólares valen más, pues se afecta el monto del prepuesto total traducido a la divisa y, especialmente, tiene un impacto negativo en el rubro del servicio de la deuda pública porque se deben destinar más recursos a esa obligación.

“Eso afecta las partidas presupuestales, pero, sobre todo, a la del servicio de la deuda porque, como este se hace en moneda extranjera, sí vale más pesos por virtud de la devaluación, pues mayor es la apropiación que hay que hacer para pagar oportunamente esa deuda”, puntualizó.

Para el próximo año, el presupuesto contempla $72,5 billones para el pago de la deuda, monto que representa 23% del total.

Entre tanto, Restrepo agregó que un efecto contrario ocurre con el presupuesto de inversión porque este se materializa en la moneda local.

“Si se contrata un crédito y se monetiza en pesos, pues rinden más los dólares que se traen para hacer la inversión pública; afecta al servicio de la deuda, pero la mayor tasa de cambio se refleja en más disponibilidad de recursos en los créditos que ingresan”, agregó.

Así mismo, el decano de economía de la Universidad Externado de Colombia, Julián Arévalo, expresó que la sección de la deuda expresada en dólares sí se complica porque se efectúa en la misma moneda y la principal preocupación es que, con el incremento en el tipo de cambio, cada vez más recursos se destinan al pago de deuda, con lo que se afecta el funcionamiento e inversión.

“La parte delicada es en el porcentaje del presupuesto que va dedicado al servicio de la deuda porque sí está relacionado con el tipo de cambio. Las otras partes son decisiones más domésticas que no se ven tan afectadas, es una afectación mucho menor”, dijo.

En contraposición, el director de Econometría y expresidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, reseñó que, en el caso de que la deuda sea en pesos, no habrá afectación y el único cambio es el monto en la divisa.

“El aumento se lo come la devaluación, pero si en pesos colombianos sale todo sin aumento no le veo ningún problema. La deuda externa en dólares ya está en dólares. La tasa de cambio es igual para cualquier rubro. Si el Estado gasta $100 en deuda y $100 en funcionamiento o inversión y lo convierte a dólares con la misma tasa de cambio, la distribución es la misma, lo que cambia es el monto”, dijo el experto.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos RestrepoExministro de Hacienda

    “Afecta al servicio de la deuda porque se hace en moneda extranjera y, si vale más pesos por la devaluación, pues mayor es la apropiación que hay que hacer para pagar”.

  • Julián ArévaloDecano de Economía U. Externado

    “La preocupación es que, con el incremento en el tipo de cambio, cada vez más recursos se destinan al pago de la deuda y se afectan el funcionamiento y la inversión”.

Así avanza y se divide el presupuesto de 2021 en el Congreso
Después de la aprobación del monto para el presupuesto de 2021, el proyecto superó el primer debate en las comisiones conjuntas del Congreso esta semana y la segunda discusión se efectuará el próximo primero de octubre en las plenarias de Senado y Cámara de Representantes. La fecha máxima de plazo para la aprobación del PGN en el legislativo vence el 20 de octubre.

El proyecto se divide en $56,7 billones para inversión, $72,5 billones para el la deuda y $184,6 billones para el funcionamiento.