Estas restricciones no aplicarán para las personas que tengan el respectivo permiso de trabajo otorgado, y aprobado por la Alcaldía

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Desde la semana pasada, Bogotá entró en una operación piloto con la apertura de cuatro centros comerciales, con lo que el Gobierno Distrital observaría el comportamiento de ‘la nueva realidad’. El piloto terminó, por lo que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció que para seguir con este procedimiento de reapertura gradual se aplicará la norma de ‘pico y cédula’ desde hoy para ir a establecimientos de comercio y acceder a servicios no esenciales.

Según explicó López, las personas que tengan cédulas que terminan en número impar no podrán ir a ningún establecimiento público y de comercio, durante los días impares, y lo mismo sucederá para quienes tengan cédulas terminadas en número par durante las fechas pares.

Estas restricciones no aplicarán para las personas que tengan el respectivo permiso de trabajo, pero sí para asistir a centros comerciales, bancos, pagos de servicios e incluso procesos en notarías. “Habrá controles de ingreso del ‘pico y cédula’ en cada establecimiento de comercio. Si algún establecimiento incumple con las medidas establecidas, se cierra todo el centro comercial y no solo el comercio”, señaló la alcaldesa.

Frente a los servicios domésticos, que también retomarán, López informó que las personas “deberán trabajar desde las 10:00 a.m. e inscribirse en el portal de reactivación económica”.