La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

En un comunicado emitido esta tarde, Coldeportes, hizo oficial la pérdida del reconocimiento deportivo a la Corporación Social, Deportiva y Cultural de Pereira (Corpereira), por reincidir en el incumplimiento de obligaciones laborales.

“Se evidenció que dicho organismo deportivo adeuda obligaciones laborales, por un periodo superior a 60 días, existiendo reincidencia en el incumplimiento de esta clase de las obligaciones por parte del mencionado Club, vulnerando de esta manera el inciso final del artículo 8 Ley 1445 de 2011, lo cual, da lugar a la pérdida del reconocimiento deportivo”, señala Coldeportes en el comunicado.

El representante legal del club, cuyo socio principal es la familia López, no ha sido notificado, por lo que los efectos de la sanción no toman aún vigencia y por ahora el Deportivo Pereira puede seguir su actividad, aunque  no está compitiendo en el torneo de la segunda división porque fue eliminado de la fase final.  Los López controlan también uno de los operadores (Promasivo) del sistema masivo de Pereira (Megabús). Con esta empresa también han tenido problemas por incumplimiento laborales y con la misma operación del transporte que podría llevar a la caducidad del contrato. 

Coldeportes señala que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 7 del Decreto Reglamentario 776 de 1996, una vez en firme la actuación administrativa, al ser revocada la resolución de marzo de 2011 por la cual se  renovó el  reconocimiento deportivo a Corpereira, esta entidad no podrá desarrollar actividades deportivas como integrante del Sistema Nacional del Deporte"

A este acto le cabe un recurso de reposición.

Esta situación indica que la capital de Risaralda quedará sin equipo de fútbol compitiendo en torneos de Dimayor y deberá hacer un esfuerzo grande para conformar uno nuevo y pelear un cupo o ficha.

El Deportivo Pereira se había sometido a un acuerdo de reestructuración que se dio por terminado hace unos cuatro meses porque la Corporación no cumplió con el pago de las acreencias laborales. Esto dejó al equipo en un proceso de liquidación que incluso no se sabe si lo debe hacer la Superintendencia de Sociedades o un juez de la República. Las deudas superan los $16.500 millones.

El alcalde de Pereira, Enrique Vásquez, dijo que busca hacer un llamado a la ciudadanía para no dejar perder 69 años de vida futbolística en Pereira, y unir esfuerzos que permitan conformar un nuevo equipo.

“La idea es liderar un proceso para que en Pereira haya otro equipo de fútbol. Llamar a privados que inviertan en un nuevo equipo para concursar y obtener nuevamente el cupo”, dijo.