El Gobierno expidió la norma 808 mediante la cual se generan cambios para los juegos de azar. La Fededepartamentos dijo que la medida fortalece finanzas de las regiones

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La suerte del negocio de las loterías podría cambiar ahora que el Ministerio de Hacienda anunció siete nuevos ajustes en sus reglas de juego. Se trata de las nuevas medidas del Decreto 808 de 2020, mediante el cual no solo se establecieron las pautas para que los bingos sean virtuales, sino que, además se abrió la puerta para que se realicen dos sorteos extraordinarios anuales y se cierren los juegos promocionales.

Con esto, el Gobierno Nacional busca impulsar la industria, así como aumentar el recaudo territorial y los recursos del sistema de salud. Aunque de fondo son medidas extraordinarias bien vistas por el mercado, algunos sectores mostraron su nerviosismo, al mismo tiempo que reprocharon la falta de alivios que no se han generado en los más de 80 días de confinamiento nacional.

Esa es quizás una de las principales quejas del presidente de la Federación Colombiana de Empresarios de Juegos de Suerte y Azar (Fecoljuegos), Evert Montero Cárdenas, quien, si bien destacó las nuevas medidas, advirtió que esto no otorga un alivio directo a la industria, que movió más de $600.000 millones por derechos de explotación en 2019 y el cual le ha entregado al sistema de salud $3,5 billones en los últimos nueve años.

Bajo el argumento de defender y fortalecer las finanzas públicas, el Decreto establece un nuevo incentivo con cobro de premio inmediato. Este podrá ser comercializado de forma independiente del juego de lotería tradicional, o de billetes, o de apuestas permanentes.

Según le explicó el presidente de Coljuegos, Juan Pérez Hidalgo, a LR, se “podrá comercializar el famoso “raspa” para que los jugadores tengan premios de forma inmediata, como una medida para garantizar la reactivación y sostenibilidad de las empresas territoriales”. En esa misma linea, el directivo aclaró se buscan beneficiar a todas las partes. Con los dos extraordinarios, por ejemplo, destacó que “las ventas se incrementan hasta en 300% frente a sorteos ordinarios”.

Desde la Federación de Loterías de Colombia señalaron que estas dos medidas podrían mejorar la situación que atraviesa la industria. El presidente del gremio y también gerente de la Lotería de Boyacá, Héctor Chaparro, añadió que se amplia la oferta de los juegos de azar. No obstante, advirtió que se tendrán que seguir trabajando los acuerdos de pago con los distribuidores de lotería, tal y como lo contempla la nueva norma.

“El sector de distribuidores de lotería tiene muchas dificultades en los pagos. Y eso da una oportunidad para que se den acuerdos, ahí lo importante es seguir trabajando en equipo para el seguimiento de esos acuerdos”, aseguró Chaparro.

En este frente, el Gobierno Nacional destacó que se podrán celebrar acuerdos de pago por una sola vez con cada distribuidor de lotería. Esto con el objetivo de incluir las obligaciones que se hayan constituido a su favor, en los meses de febrero, marzo y abril.

A esto se suma que, tal y como lo confirmó Chaparro, uno de los puntos que promete transformar el negocio son los cambios en el bingo. En el Decreto se estableció que durante este año y el próximo, los operadores del bingo podrán realizar la actividad bajo la modalidad de bingo con presencia remota de los jugadores. Es decir, “los cartones de juego físicos se venderán a domicilio, en puntos de venta dispuestos por el operador, y en las salas de juego autorizadas, en las cuales no habrá juego presencial hasta que se levanten las medidas señaladas”, dice el documento.

Las nuevas medidas anunciadas tuvieron una buena acogida en los departamentos. Carlos Camargo, presidente de la Federación Nacional de Departamentos (FND), explicó que es un Decreto “dirigido a generar nuevos ingresos para lograr el fortalecimiento de las finanzas territoriales, en general, y al sector salud, en especial, que se ha visto profundamente afectado por la emergencia”.