Fondo de Adaptación e Invías garantizaron la seguridad del puente y añadieron que fue sometido a estudios técnicos que así lo garantizan

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Tras casi un año de líos para su entrega oficial, el Fondo de Adaptación le entregó hoy al Instituto Nacional de Vías (Invías) el puente Hisgaura. Ubicado en el kilómetro 45 +630 al kilómetro 47 + 110 en la vía Málaga – Los Curos, el nuevo viaducto será el más alto de Colombia tras alcanzar los 148 metros de altura.

Edgar Ortiz Pabón, gerente del Fondo de Adaptación, explicó dicho hito se da luego de que la interventoría Estudios Técnicos y Asesorías S.A (ETA) analizara las pruebas patológicas y conceptos de los expertos que determinaron que la obra cuenta con condiciones de seguridad para su operación.

En este documento, según dijo Ortiz, también se acordó la implementación de las recomendaciones emitidas por las diferentes instancias y el Instituto Nacional de Vías (invías). De acuerdo con lo anterior, el Fondo Adaptación realizó la entrega de la obra este viernes 24 de enero al Invías, quien a partir de ahora, se encargará de la administración, funcionamiento y mantenimiento de la estructura.

“Después de dar apertura al puente Hisgaura, el Invías iniciará el monitoreo permanente de esta estructura en su fase operacional con el fin de evaluar entre otras cosas, el comportamiento y durabilidad de sus componentes de manera que se exija al Fondo y a sus contratistas que frente a cualquier anomalía que se evidencie, esta sea atendida con prontitud y rigurosidad técnica con el fin de mantener y garantizar la transitabilidad de forma segura de todos los usuarios del puente, explicó Juan Esteban Gil Chavarría, director del Invías.

La entrega del puente se realizó después de adelantar todos los procedimientos que garantizan todas y cada una de las condiciones de seguridad para su funcionamiento. “La suscripción del acta de recibo y entrega no implica para el Estado renunciar al derecho que tiene de hacer las reclamaciones técnicas, jurídicas o económicas al contratista, a las que haya lugar”, añadió el gerente del Fondo de Adaptación.

Este nuevo viaducto facilitará la conexión entre la vía Bucaramanga – Santa Marta con la vía Bogotá – Cúcuta, pues, según el Ministerio de Transporte, mejorará el turismo y la economía de la Provincia de García Rovira y el departamento de Santander en general.

El puente cuenta con tirantes en tablero cada 10 metros para un total de 128 tirantes, sección de dos vigas laterales aligeradas de un ancho de 13,70 metros y un canto de 1.54 metros, una torre retenida postensada en vertical (Pila 2) de 45.1 metros y una pila intermedia (Pila 1) de 27 metros entre los vanos de acceso, acompañado de los correspondientes accesos y de las obras de estabilización de taludes requeridas en cada uno de ellos.