En un proyecto de decreto, el Ministerio de Minas y Energía detalla que es urgente elevar el costo de comercialización de energía

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

A tres semanas de definirse el ingreso de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y el Consorcio de la Costa a Electricaribe, el Gobierno Nacional continúa ultimando los detalles para concretar la operación. Se trata, no solo de las mesas técnicas que actualmente adelantan con los nuevos inversionistas, sino, además, de una nueva regulación con la que se crearía un régimen transitorio especial para asegurar la sostenibilidad de la prestación del servicio en la costa.

La iniciativa, que cerró para comentarios y la cual analiza el Ministerio de Minas y Energía, establecería una modificación transitoria para el cálculo de los costos de comercialización de la energía por cinco años. Regiría a partir de 2021, y, según los expertos, tendría una incidencia en la tarifa final del usuario, pese a que, en la factura final, son varias las variables que rigen los precios.

“Se considera urgente adoptar una normatividad tarifaria transitoria especial para la región Caribe, con el fin de hacer viable la prestación del servicio en dicha región, mientras pueden hacerse las inversiones y las operaciones que permitan la recuperación de la prestación del servicio de energía”, dice la memoria justificativa del proyecto de decreto.

José Camilo Manzur, director ejecutivo de Asocodis, explicó que ya a principios de año se había establecido ese régimen regulatorio para la distribución. “Eso ya está en comentarios para la comercialización, pero básicamente quiere dejar en firme o regular lo que se pactó el año pasado en el Plan de Desarrollo”.

Tal y como lo explica el directivo, el proyecto reglamentaría lo que se trazó en el Plan Nacional de Desarrollo aprobado en 2019. Así, se le daría vida al artículo 318 de esa hoja de ruta que tiene el Gobierno, en la que se estableció que se autorizaría al Ejecutivo “para establecer un régimen transitorio especial en materia tarifaria para las actividades de distribución y comercialización del actual mercado de Electricaribe”.

LOS CONTRASTES

  • José Camilo ManzurDirector ejecutivo de Asocodis

    “Eso ya está en comentarios para el tema de comercialización, pero básicamente quiere dejar en firme o regular lo que se pactó el año pasado en el Plan de Desarrollo”.

Según quedó en el texto final, este “régimen regulatorio especial deberá establecer que la variación en las tarifas para esta región sea al menos igual a la variación porcentual de tarifas del promedio nacional, en la medida en que refleje, como mínimo, las inversiones realizadas”.

“En caso que esta propuesta avance se tomará como carteras vencidas a partir de enero de 2021, el valor del Costo Base de Comercialización aprobado en 2020, más 20%, y al valor del riesgo de cartera se le adicionará 3%, esto implicaría un aumento en la tarifa del servicio a los usuarios de energía”, añadió Hembert Suárez, abogado de energía y gas de OGE Legal Services.

Una de las justificaciones que detalla el Ministerio de Minas y Energía en el documento es que con la segmentación del mercado (Caribe Sol y Caribe Mar) se puede impactar el costo base de comercialización en 10%. Por eso, es necesario incrementar de forma “urgente” ese costo, para reconocer la afectación ocasionada por la pandemia del covid-19 a los nuevos operadores.

Y, precisamente, en medio de la publicación de este documento, fuentes consultadas por LR establecieron que por ahora en el Ministerio de Minas y Energía analizan cómo será la regulación final de este régimen. No obstante, de fondo hay expertos que añaden que esto podría ayudar a aliviar las obligaciones de los operadores, e impulsar la mejora en el servicio de 2,7 millones de usuarios.

Es de resaltar que si bien hay voces que se inclinan por los impactos de dicha regulación, otros establecen que ese incremento en el régimen transitorio especial no se traduciría necesariamente en la factura. La razón, según argumentan, obedece a que el costo de la energía depende de varias variables (generación, transporte, distribución y comercialización), así como otros factores como la TRM y el nivel de los embalses.