• Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Andrea Mateus, experta jurista internacional de la Universidad del Rosario destacó que Colombia, así haya renunciado al Pacto de Bogotá, no puede desconocer el fallo sobre los límites marítimos entre Colombia y Nicaragua, tras la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) conocida el 19 de noviembre del año pasado.

Incluso, aseguró la experta, a partir del 27 de noviembre de 2012 que se dio la renuncia oficial corre un año en el que aplica el Pacto, en caso de que se quiera hacer alguna reclamación a Colombia. Así mismo, aclaró que la competencia de la Corte puede llegar por otras vías, a parte de la suscripción de este Pacto.

Estas declaraciones se hicieron a la luz de un libro publicado por la misma universidad 'Contribución de la Universidad del Rosario al debate sobre el Fallo de la Haya', donde cinco autores planean sus análisis sobre el tema.

La salida en todo caso, planteó el docente Mauricio Jaramillo Jassir es más que jurídico, diplomático. "Colombia está perdiendo tiempo precioso para negociar con Nicaragua (...) Y se ha equivocado sobre las posibilidades, por qué tiene que apelar a lo imposible cuando puede solucionarlo por otra vía".

Además, sostuvo el docente Ricardo Abello, otro agravante es que a pesar de que el fallo es claro en plantear una frontera a 200 millas náuticas sobre la línea base de Nicaragua, el tema es que el país centroamericano no ha definido la base.

Abello afirmó que espera que esta decisión se tome sobre baja mar y no sobre una línea recta, lo que puede ser negociable diplomáticamente. "Se tiene que vigilar cuando Nicaragua declare sus líneas oficiales (...) si se realiza en línea recta el impacto será más al este y estará más cercana a Colombia".

Resulta esencial, recalcó  Jassir, que el Gobierno sea muy claro en la política internacional, pues sobre las declaraciones que se han hecho sobre la posible corrupción en el fallo no ha sido lo suficientemente claro para proclamar la distancia, entre los opinadores y la línea oficial. Lo que además no solo podría afectar futuras relaciones con la Corte, sino con China que es un aliado estratégico para lograr el ingreso al Apec, para fortalecer la relaciones con el Asia y de una u otra manera, afectaría el éxito de la intención de la Alianza para vincularse y profundizar las relaciones con este continente.

Los más grandes errores del gobierno está en su carácter centralista, que excluyó a las islas y las costas de lo que sucedió al interior del país, así como creer que el meridiano 82 era el límite marítimo y que el tratado Esguerra-Bárcenas era suficiente para defender el límite marítimo, aún cuando se conocía que este acuerdo se centraba en la tierra y no en el mar.

"Un canal en Nicaragua no es posible": Arévalo

Lo primero que habría que decir es que la historia de un canal en Nicaragua no es nueva, viene desde 1.849, afirmó Walter Arévalo.

Y además geográficamente hacerlo se vuelve un inconveniente si se tiene en cuenta las características del territorio.

Abello, afirmó que lo más trascendental es que China y Nicaragua no tienen diplomacia y la empresa interesada no parece tener experiencia en proyectos de esta magnitud.

"Creo que ese canal no va a existir por la situación geográfica, que es demasiado compleja, para realizarlo tienen que pasar por unos lagos con 10 metros de profundidad, lo que significan que los dragados deben ser grandes y constantes para recibir a las embarcaciones que aspiran (...) En esa obra veo más problemas que realidades", afirmó Abello.

Se ha dicho que hay peligro de que haya una futura demanda por San Andrés, para que Nicaragua logre la plataforma continental, a lo que Arévalo aseguró que en tema de tierra, el caso ya fue juzgado.

Se viene un nuevo fallo con el caso de Ecuador

Durante la rueda de prensa, los expertos también hablaron del caso Ecuador y sobre una posible violación de soberanía debido al programa de fumigación a cultivos ilícitos colombiana que supuestamente ha impactado en territorio ecuatoriano.

En estos meses deberá seguir el llamamiento a declaraciones orales y al próximo año se extendería este proceso.

Sobre este tema los expertos mencionaron que aunque es difícil saber cuál será la decisión de la CIJ sobre este aspecto de hallarse culpable a Colombia, el país sería acreedor de una sanción económica, de haber afectado el medio ambiente del país vecino, e incluso un compromiso sobre  a la no repetición.