Esto permitirá que el proceso de contratación se abra, lo que pasaría en enero, una vez se tenga el Conpes y la viabilidad jurídica.

Adriana Carolina Leal Acosta

Pasados ocho meses desde que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) pasó el proyecto a revisión, el Consejo de Ministros entregó hoy el  concepto favorable para el proyecto de la Avenida Longitudinal del Occidente (ALO) de Bogotá en su tramo sur, bajo el modelo de Alianza Público Privada (APP).

Esto permitirá que el proceso de contratación se abra, lo que pasaría en  enero, una vez se tenga el Conpes y la viabilidad jurídica con la que se aprobará la factibilidad del proyecto. No obstante, dicha contratación se habilitaría cuando se cuente con la disponibilidad física de los predios.

“Con el desarrollo de este proyecto, el Gobierno Nacional busca mejorar la movilidad y el tráfico entre Bogotá y el municipio de Soacha. Beneficiaremos a más de 2 millones de habitantes de las localidades de Bosa, Kennedy y Fontibón, además de los municipios de Soacha, Sibaté y Mosquera, al reducir en más de 30 minutos sus desplazamientos habituales y los trancones para ingresar o salir por el sur de la capital”, aseguró el Presidente Iván Duque.

Esta iniciativa, evaluada y gestionada entre la Agencia Nacional de Infraestructura y la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), buscará conectar la Calle 13 desde Fontibón hasta la intersección Chusacá, gracias a la construcción y mejoramiento de cerca de 24 kilómetros de doble calzada y una alameda de 153 mil metros cuadrados.

"Este es el resultado de tres años y medio de trabajo, en los que el IDU lideró la recuperación de todos los predios necesarios para esta obra, el cierre financiero, y todas las aprobaciones y diseños. La ALO sur conectará a Bogotá con la región y se convertirá en un corredor alterno para el tráfico de carga que circula por la Avenida Ciudad de Cali, la Autopista Sur y la Calle 13", indicó Yaneth Mantilla, directora del IDU.

El proyecto también incluye una moderna ciclorruta de más de 10 kilómetros, que pretende promover la calidad del aire mediante el uso de la bicicleta y como respuesta al alto flujo de este tipo de transporte que se moviliza por este lugar.

“En este Gobierno nos comprometimos con este proyecto y estamos cumpliéndole a los bogotanos. Las obras previstas en este corredor conectarán la vía Bogotá – Girardot desde la altura del sector de Chusacá hasta la calle 13, mediante la construcción y mejoramiento de cerca de 24 kilómetros de doble calzada y una alameda de 153 mil metros cuadrados”, aseguró la ministra Ángela María Orozco, quien además agregó que con la construcción de este corredor el Distrito Capital podrá complementar su oferta de Sistema de Transporte Masivo con Soacha.

El proyecto ALO Sur

El alcance del proyecto busca mejorar el acceso suroccidental a Bogotá, optimizando el recorrido entre Soacha y la Calle 13, en concordancia con los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo, a través de la construcción y mejoramiento de cerca de 24 kilómetros de doble calzada y una alameda de 153 mil metros cuadrados, así mismo, incluye la construcción de dos intersecciones a desnivel: uno en la calle 13 con diagonal 17 en Fontibón y la segunda intersección en la Avenida Indumil, tres nuevos puentes sobre el río Bogotá y 43 nuevos puentes adicionales.

La inversión del proyecto está contemplada en cerca de $1,07 billones y las obras durarán cerca de cinco años, sin embargo, se tiene previsto tener operativa la primera calzada en el tercer año del proyecto, contado desde la firma del contrato de concesión.

Se estima que esta vía tenga un tráfico promedio diario de aproximadamente 4.000 vehículos al iniciar operaciones, además, este nuevo corredor permitirá que el Distrito Capital implemente en un futuro el sistema de transporte masivo entre Bogotá y Soacha.