El banco de la República informó que ya se ha transmitido al mercado financiero la mitad de los puntos que ha reducido sus intereses

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La Junta Directiva del Banco de la República recortó ayer por sexta vez consecutiva la tasa de interés, por lo que se llegó a un mínimo histórico de 2%, el más bajo desde 1991. La decisión se dio como resultado del deterioro en el mercado laboral, las expectativas de inflación y la situación de la economía local.

El gerente general del Banco, Juan José Echavarría, confirmó que la determinación se tomó por unanimidad de la Junta. Con este nuevo recorte de 25 puntos básicos, el banco central completó una reducción total de 225 puntos desde que se inició este año el periodo de recortes, al pasar de 4,25% hasta 2%.

“En el pasado era fácil predecir lo que íbamos a hacer, estamos llegando a un momento donde cada Junta va a mirar las variables económicas y tomará su decisión. Cada vez estamos más cerca del fin del momento de descenso de tasas que ya ha sido muy fuerte”, explicó Echavarría.

El Emisor confirmó que el impacto de la política monetaria será mayor en la medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores. De hecho, el gerente advirtió que de los 225 puntos que se han bajado hasta hoy, por lo menos se ha transmitido la mitad al mercado. “De los 200 ya se ha transmitido 100 puntos, y en parte porque hay menos demanda de los consumidores”, añadió.

Germán Cristancho, gerente de investigaciones económicas de Davivienda Corredores, destacó que esa transmisión se ha visto precisamente en la cartera comercial. Según advirtió, “estos créditos están muy ligados a la tasa del Emisor, por lo que ya se ha visto un trasladado en el mercado. A su vez, se ha visto una mejora en las tasas de colocación”.

Echavarría, por ahora, confirmó que las condiciones de los mercados financieros han mejorado frente al comienzo de la crisis. La alta liquidez de los mercados internacionales y locales se ha traducido en menores primas de riesgo soberano y en un adecuado acceso a la financiación externa. Adicionalmente, “se ha dado un ajuste del déficit de cuenta corriente que se espera continúe a lo largo del año”, dijo.

Uno de los mensajes centrales del Emisor fue que el posible préstamo al Gobierno Nacional se ha discutido, pero aún no es necesario, tal y como lo confirmó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. Según advirtieron, la Nación debe agotar sus recursos, y ver la ayuda del Banco como un mecanismo de última instancia.

“Seguramente los datos que salgan durante el mes, sobre todo la inflación el próximo sábado, serán cruciales para una próxima bajada en la tasa de interés en octubre”, concluyó Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

Tasa de desocupación cerraría en 19%

En el más reciente encuentro de la Junta Directiva del Banco de la República se ratificaron las proyecciones para la economía este año. En concreto, el gerente confirmó que las expectativas apuntan a que la tasa de desempleo se ubicaría entre 16,5% y 19% este año, mientras que la variación de la economía estaría entre -6% y -10%. En cuanto a la inflación para 2020, se añadió que se proyecta entre 1 % y 2%. No obstante, a mediano plazo (finales de 2021) se prevé que se sitúe en 2,87%, muy por encima de las expectativas a dos años que se extraen de los papeles de deuda, la cual la sitúan en 1,56%.