Un grupo de 24 exministros, analistas y empresarios presentó una hoja de ruta con tres propuestas para la creación de un millón de empleos en un año

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

En medio de la crisis generada por la pandemia y las acciones para mitigarla, un grupo de 24 destacados personajes económicos presentó una propuesta para amortiguar el impacto del covid-19 en el mercado laboral.

Los firmantes proponen una hoja de ruta para la creación de un millón de empleos en el curso de un año, que tiene tres ejes fundamentales: la flexibilización temporal del mercado laboral, la implementación de pequeñas obras públicas intensivas en trabajo y la aceleración de la inversión pública en vías terciarias.

A manera de contexto, cabe recordar que la tasa de desempleo fue de 15,8% en septiembre de este año y se registró una tasa de participación de 60,1%, que equivale a 1,2 millones más de población inactiva en comparación con el mismo mes de 2019.

“De hacer nada, no solo aumentaría la participación del empleo informal, sino que también las condiciones de este empleo informal serían menos favorables que las actuales”, se lee en el documento. En esa línea, estos son los pilares de la propuesta.

Flexibilización laboral

El documento advierte que “una de las dificultades para generar empleo formal es la baja flexibilidad de los contratos”, por lo que se sugiere flexibilizar las condiciones laborales en los siguientes términos: se pagaría solo 80% del salario mínimo; además, se facturaría completo el aporte a salud y riesgos profesionales. La cotización en pensión, en cambio, podría no hacerse o hacerse en función de las horas trabajadas, mientras que se cancelarían los aportes a las cajas de compensación y la terminación por justa causa se haría con una indemnización de dos días por mes.

Para María Mercedes Cuéllar, una de las firmantes, la propuesta busca resolver uno de los grandes problemas del mercado laboral. “Un salario vale cerca de 50% más de lo que recibe un trabajador por cuenta de la seguridad social y los ‘impuestos ocultos’. Más de 50% del empleo es informal y esto promueve la contratación a costos razonables, lo que genera empleos formales”, explicó.

Estas condiciones de flexibilización, advierte el documento, serían temporales, y solo se aplicarían a los nuevos puestos generados por el sector privado a partir del nivel de septiembre de 2020 y hasta que termine la emergencia. Con esta propuesta, se crearían 350.000 trabajos.

Pequeñas obras públicas

Se propone también la conformación de brigadas de trabajo para reparar vías, proteger los bosques y reparar colegios y edificaciones públicas, entre otras. La idea es que los proyectos se trabajen de la mano de los gobiernos locales, dando prioridad a las mujeres, jóvenes y adultos mayores que no reciban ayudas del Estado, y que el dinero para estos empleos temporales lo aporte mayoritariamente el Gobierno Nacional.

LOS CONTRASTES

  • María Mercedes CuéllarExpresidente de Felabán

    “El problema del mercado laboral es muy grande porque un salario vale 50% más de lo que recibe un trabajador por cuenta de la seguridad social y los ‘impuestos ocultos’”.

  • Jorge Humberto BoteroExpresidente de Fasecolda

    “El Gobierno tiene un inventario completo de las vías terciarias que hay que recuperar, reconstruir o construir. Actuar con celeridad tendría impactos directos muy positivos”.

Para Cuéllar, esto permitiría generar puestos sin alterar el mercado. “La demanda en la economía está caída, cuando esto se produce se necesita que haya oferta y demanda, porque si se ofrece sin demanda se crean problemas adicionales. Estos proyectos contribuyen a la producción de empleo y no crean un problema de sobreoferta en la economía”. Con esta propuesta se crearían 500.000 puestos de trabajo.

Acelerar la inversión pública

En este punto, se propone acelerar el mantenimiento de las vías terciarias, estableciendo hasta tres turnos de trabajo. Esto, para el firmante Jorge Humberto Botero, tendría tres efectos inmediatos muy positivos: la creación de puestos de trabajo de emergencia, que es el eje de la propuesta; el desbloqueo de mercados para facilitar el flujo de la producción campesina del país; y un aumento en la competitividad nacional. Esto generaría 150.000 puestos de trabajo.

Los firmantes de la propuesta económica

El documento para la creación de un millón de empleos en un año fue firmado por las siguientes 24 personas: Luis Fernando Alarcón, Mónica Aparicio, Jesús Botero, Jorge Humberto Botero, Carlos Caballero, Antonio Celia, María Mercedes Cuéllar, Cristina Fernández, Hernando José Gómez, Rudolf Hommes, Martha Lasprilla, José Leibovich, Eduardo Lora, Jaime Millán, Armando Montenegro, Gustavo Moreno, Mauricio Reina, Luis Álvaro Sánchez, Mauricio Santamaría, Fernando Tenjo, Eduardo Uribe, Ricardo Villaveces, Tito Yepes y Hernando Zuleta.

Documentos adjuntos