EL IPC del tercer mes del año fue de 0,57%, aún la inflación se mantiene entre el margen meta del Banco de la República

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

El Dane entregó el dato de inflación en marzo, el cual se ubicó en 0,57%, mientras que la cifra anualizada fue 3,86%; superior a lo que esperaba el mercado financiero que proyectaba 3,67%. Sin embargo, aún se mantiene en el rango meta del Emisor (entre 2% y 4%).

Pero detrás de la cifra, lo que se ve es que el Índice de Precios al Consumidor tuvo una variación al alza causada, en parte, por la fuerte devaluación del tercer mes del año, sumada a la especulación en los precios de alimentos, producto del aislamiento para mitigar el Covid-19.

Además, la inflación de marzo se caracterizó por un incremento en los precios de la categoría de ‘Alimentos, y bebidas no alcohólicas’, la cual tuvo un alza de 2,2% y generó un impacto de 0,34 puntos porcentuales sobre el IPC general.

Incluso el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, explicó que “tenemos la contribución relativa más alta de la inflación de alimentos consumidos al interior del hogar de las últimas 21 lecturas. Los 34 puntos básicos de esta categoría, representan 60,32%”.

Estos movimientos fueron resultado directo de que marzo fue el mes en el que el Covid-19 impactó directamente a Colombia tras haber aparecido el caso uno, en la primera semana.

En poco más de 21 días, el virus se expandió por el país cerrando el 31 de marzo en 906 contagiados y 16 muertos.

Los analistas detallaron que los efectos en temas de inflación se verían por la especulación de precios de productos de la canasta familiar y elementos de supervivencia básica y de aseo.

“Y así ocurrió, si nos ponemos a ver por fechas, el 20 de marzo comenzó un cierre preventivo de Bogotá, la Alcaldesa lo decretó por cuatro días inicialmente, y el 19 de ese mismo mes, centrales como Corabastos estaban llenas más que cualquier día habitual generando que alimentos se encarecieran en más de 300%. Luego, un día antes de que el 24 de marzo empezara la cuarentena en todo el país fijada por el presidente Iván Duque, lo mismo ocurrió en otras ciudades. Eso creó un desbalance entre oferta y demanda que hoy se ve en la inflación”, agregó el analista de Economía y Comercio de la Universidad Nacional, Alberto Lora.

Finalmente, en marzo, la tasa de cambio fue la más alta en la historia, al superar los $4.100 y así hubo una devaluación del peso de casi 15% en solo 30 días.

El impacto se vio con el encarecimiento de las compras de importados. En su momento, el ministro de Comercio, José Manuel Restrepo dijo que esta sería “una de las preocupaciones de la economía por la inflación”.