La alcaldesa Claudia López hizo un llamado al Gobierno para solucionar mediante diálogos las diferencias con los manifestantes

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

La Minga Indígena llegó ayer a Bogotá y la alcadesa, Claudia López, fue la encargada de anunciar que será recibida en el Palacio de los Deportes. Según la mandataria distrital, en este lugar se les acogerá “con respeto” y cumpliendo las medidas de bioseguridad.

López indicó que en este lugar hay capacidad para 7.500 personas y que, en caso de necesitar más cupos, se podrán acondicionar más en el Parque de los Novios. Para ingresar a este espacio habrá doble protocolo de bioseguridad, uno realizado por la Minga y el otro por la Alcaldía.

“La Alcadía respeta la movilización social, no la estigmatiza y la acompañará en sus recorridos con gestores de convivencia, que junto a la guardia indígena, son garantías de movilización pacífica”, dijo López.

La mandataria distrital, quien visitó el Palacio de los Deportes para conocer cómo había sido acondicionado, resaltó que se llegó a un compromiso con la Minga para que no haya bloqueos en las vías de la capital, de manera que tanto los indígenas como los habitantes de Bogotá se puedan movilizar sin contratiempos.

“La Minga va a recorrer la ciudad de manera pacífica, como lo ha hecho en su recorrido desde que salió del Cauca”, dijo López, quien hizo un llamado al presidente Iván Duque y al Gobierno “para que solucione de manera pacífica y de fondo las diferencias con los ciudadanos”. Durante el fin de semana, el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, se reunión con el alto gobierno, luego de llegar a un acuerdo con los indígenas para servir como mediador entre ambas partes.

“Vamos a reafirmar nuestro compromiso de ser articulador y ser ese factor de entendimiento entre las partes, entre las autoridades del Gobierno Nacional, las autoridades indígenas y los demás sectores”, dijo Camargo.