Superservicios aseguró que en septiembre subastarán los dos segmentos de Electricaribe. Esta semana se conocería si las firmas precalificadas cumplen los requisitos.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El proceso para encontrarle un nuevo operador a Electricaribe avanza a buen ritmo. A menos de cuatro meses para subastar el primer y segundo segmento de la empresa, o el conjunto como tal, proceso que se haría en septiembre, la Superintendencia de Servicios Públicos continúa adelantando el proceso de precalificación de las seis compañías interesadas, quienes a partir de esta semana entrarán en la puja por la compañía. Así, a más tardar a final de año se conocerá quién asumirá los más de $7 billones que deberán invertir en el servicio de electricidad en la Costa Caribe.

Mientras que esto pasa, Natasha Avendaño, superintendente de Servicios Públicos, aclaró que es necesario continuar efectuando las inversiones planteadas por el Gobierno este año, y confirmó que hoy las pérdidas de la empresa son altas. Esto debido a que están cercanas a 25%. Según explicó, “por cada $100 de energía que se venden se pierden $25 entre quienes se cuelgan ilegalmente a la red, o también por las deficiencias de la región. La empresa, por ejemplo, tiene un indicador de recaudo de 85% que es muy bajo, comparado con 98% o 99% que tienen otras empresas”.

De otro lado, tras completar la gira internacional por China, Chile y EE.UU., y sostener más de 40 reuniones con fondos de inversión y empresas, Avendaño detalló cómo va todo el proceso, qué pasará con las deudas pretoma y las pérdidas a las cuales hoy se enfrenta Electricaribe.

“Nadie va asumir las deudas pretoma, quedan en la masa de liquidación de Electricaribe (...) Lo que pagan es la participación accionaria de 100% de la empresa”. La funcionaria detalló que al cierre de este año la deuda de la empresa con el Fondo Empresarial de la Superintendencia podría estar entre $1,5 y $2 billones.