El viceministro de economía naranja señaló que este sería el tercer Decreto que el Gobierno emite específicamente en ayuda al sector

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Las industrias creativas, que a comienzos del Gobierno de Iván Duque se sentían fuertes por el respaldo que se prometió desde el ejecutivo, hoy pasan su peor crisis por cuenta de la pandemia del covid-19. Por ello, el Ministerio de Cultura ha tramitado dos Decretos específicos para dar ayudas a este sector.

En entrevista con LR, Felipe Buitrago, viceministro de Economía Naranja, explicó de qué se tratan estas ayudas y también una nueva medida que es eliminar la retefuente por un año.

¿Además de los primeros Decretos, qué otras ayudas vienen para el sector?
Ya llevamos dos Decretos y salió un tercero, este, con medidas para mitigar los impactos del covid-19. Hemos redireccionado e inyectado recursos por más de $270.000 millones al sector, unos ejecutados otros en proceso; hemos ajustado calendarios tributarios; también estamos trabajando en tener un registro único de los actores del sector, para así entender mejor sus necesidades, ya llevamos 100.000 identificados.

¿De qué se tratará este nuevo Decreto?
En este se hará una reducción en la retención en la fuente por un periodo de un año, y todo ello para reactivar las actividades en el sector, proteger empleos y acompañar a los más vulnerables de esas industrias.

¿Cómo funcionará el proyecto de inversión para la economía naranja?
Se trata de un incentivo fiscal que permite hacer un descuento de 175% en la declaración de renta del valor de inversiones o donaciones a proyectos de la economía creativa, para todos los subsectores a excepción de la producción de cine, porque este ya tiene un incentivo similar. Los proyectos que se pueden presentar aquí puede ser de muchos tipos.

¿Ya se han recibido donaciones en ese punto?
No, porque el Decreto recién salió y ahora estamos en el proceso de estructurar la convocatoria, esta se hace una vez al año y los recursos se reasignan por líneas de prioridad, en la medida que se cumplan los parámetros vamos emitiendo los certificados y se van así llenando los cupos. Para eso faltaran entre seis y ocho semanas que es lo que se demoran estos procesos en validarse.

¿Qué tan paralizada está la industria cultural?
No tenemos cifras precisas, pero lo que sí tenemos calculado es el comportamiento del gasto de los hogares, y este muestra una contracción de 60%, y ese gasto equivale a la mitad del valor de la producción del país; solo por ese lado ya tenemos un impacto muy grande. Los que tienen las actividades que dependen de presentaciones en vivo, como teatro y conciertos son los más afectados, aunque el comercio al detal también ha sufrido mucho.

¿Cómo ven el protocolo que presentaron industrias creativas para reactivarse?
Nosotros hemos trabajado con Minsalud y gremios en esos protocolos, algunos ya están listos. Sin embargo, un protocolo que no está del todo definido es este que tiene que ver con eventos, ya hay protocolos para actividades a puerta cerrada, pero para el de eventos aún falta hacer análisis.

“Desde el 97 no se tenía tanto presupuesto”
El Viceministro recordó que desde 1997, cuando se creó la estampilla pro-cultura, no se consolidaba una herramienta tan ambiciosa en disponibilidad de recursos, como la que se tiene hoy. El Ministerio de Hacienda dio el mayor cupo de inversión en la historia para la cultura, el monto total fue por $300.000 millones. “Hace 23 años no se lograba un cambio tan profundo en la disponibilidad de recursos. Es la mayor expansión de dineros disponibles”, dijo Buitrago. El funcionario también recordó que se sigue trabajando con Minsalud para reactivar el sector, cartera que tiene la última palabra durante la pandemia.