En el diseño se destaca la infraestructura de 24 kilómetros, estaciones abiertas, bicicarriles y carriles exclusivos para transporte eléctrico

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, presentó este lunes la propuesta de diseño conceptual del Corredor Verde para la Carrera Séptima, luego de pasar un mes en el que el IDU reunión los comentarios de la ciudadanía para realizar un trabajo en beneficio de todos.

“Bienvenidos a uno de los días, posiblemente, más importantes de nuestra ciudad en este período. El día en el que pasamos de la co-creación a hacer de nuestro sueño del corredor verde séptima una realidad. Hoy lo más relevante es que logramos condensar en esta propuesta de diseño conceptual los lineamientos que nos dieron los más de 50.000 ciudadanos en la primera fase de participación. Aplicamos criterios analíticos y de realidad, y tenemos la propuesta de un Corredor Verde flexible que se acomoda a la realidad y el entorno de cada tramo de la séptima con un sistema de transporte público masivo eléctrico, alamedas peatonales y mucha arborización”, explicó la Alcaldesa.

Así fue como la Administración Distrital, con el apoyo de Gehl Architects y el Banco Interamericano de Desarrollo, incorporó en la alternativa presentada los criterios de movilidad sostenible, sentido de lugar y conexión ambiental.

A partir del análisis, el diseño conceptual que se propone da a los peatones 50% del espacio, no sólo con andenes amplios, sino con 16 nuevas plazas y alamedas a lo largo del corredor, que cumplen con las normativas de andenes, espacio público y accesibilidad universal. Además, las bicicletas tendrán 6% de la vía; el transporte público tendrá el 29% del espacio con carriles exclusivos y no preferenciales, y el restante 15% será para los carros particulares; a diferencia del que existe actualmente en el que hay 50% de espacio para los carros y no cuenta con características de movilidad limpia.

Con esta distribución del espacio la Administración distrital promete que va a cambiar el sentido de lugar, la conexión ambiental y la movilidad sostenible, lo que permitirá que más de 87% de los trayectos de viaje sobre la Séptima se realicen con cero emisiones, razón por la cual será llamado Corredor Verde.

En el diseño presentado se destaca la ciclo-infraestructura de 24 kilómetros a lo largo de todo el corredor, estaciones abiertas, siembra de árboles nativos, carriles exclusivos para el transporte público eléctrico, sistema de plazas-alamedas públicas, drenajes sostenibles, jardines verticales, iluminación, zonas y corredores verdes transversales que conectan el corredor con los cerros orientales, los parques y vías bajantes, así como un cable que conecte el Centro Internacional con Monserrate, los barrios altos de la localidad de Santa Fe y la primera línea del Metro de Bogotá.

El costo total del proyecto será de $2 billones y los recursos para ejecutarlo ya están garantizados, según informe la administración distrital. Así mismo, desde hoy, 23 de noviembre, se abrirán nuevamente las posibilidades de participación ciudadana para incorporar sus necesidades en el proyecto final.

La propuesta sólo intervendrá la vía desde la calle 26 hasta la calle 200 sino que además ya tiene los recursos previstos para integrar en el diseño y la funcionalidad de conexión verde del corredor, su conexión ambiental y de movilidad sostenible en los cruces con las calles 45, 53B, 72, 73B, 79, 85, 92, 94, canal molinos, y calle 116.

En fechas, el cronograma detalla que la construcción del tramo calle 26 - 40 se hará desde el segundo trimestre de 2022 y la entrega final se hará entre 2024 y 2025; el tramo calle 40 - 100 empezará en la misma fecha y la entrega se hará en los dos últimos trimestres de 2025 y finalmente el tramo calle 100 - 200 empezará la construcción desde el primer trimestre de 2022 y se entregará en todo 2025.