• Agregue a sus temas de interés

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Lo que no pudo hacer la institucionalidad en 45 días de conversaciones, incluyendo varias jornadas de trasnocho, Dignidad Cafetera, que había anunciado un posible paro para el 28 de abril, lo hizo en unas cuantas horas: lograr un acuerdo con el Gobierno Nacional para pagar el subsidio Protección al Ingreso Cafetero (PIC) de la vigencia de 2014.

La situación despertó molestia entre los delegados de los comités Directivo y Nacional, instancias del seno de la Federación de Cafeteros, no tanto por el arreglo alcanzado, del que muchos consideran es bueno para el sector, sino porque el Gobierno lo hizo otra vez dejando a la institucionalidad por fuera de las negociaciones. Incluso reclaman que el acuerdo logrado con Dignidad era una propuesta inicial que le habían planteado al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. “Propusimos una distribución del PIC similar a la fórmula del año pasado pero el Ministro no aceptó. Ahora lo que se aprueba fue lo que a nosotros nos rechazaron”, dijo el representante de Risaralda en el Comité Nacional de Cafeteros (CNC), Javier Pérez.

Esto incluye un pago del PIC de $165.000 por carga cuando el precio esté por debajo de $480.000. Por encima de este nivel el subsidio es de $145.000. “El Gobierno desconoce la institucionalidad y nos puso a botar tiempo. Eso es un irrespeto”, señala el presidente del CNC, José Eliécer Sierra. Lo cierto es que el tema se discutirá hoy en el Comité Directivo, en el cual Caldas espera que el gerente de Fedecafé, Luis Genaro Muñoz, renuncie.