El secretario de Hacienda informó que el recaudo del predial tuvo una caída de 3,8% frente a 2019 y que alivios del ‘Plan Marshall’ valen $500.000 millones

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Con un cupo de endeudamiento de $10,8 billones, que haría parte del ‘Plan Marshall’, la Alcaldía de Bogotá equilibraría la caída en el recaudo y se apalancaría la reactivación de la economía. Juan Mauricio Ramírez, secretario de Hacienda de la ciudad, habló con LR sobre este proyecto y el balance del pago de impuestos en la capital.

¿Cuáles son los alcances de los alivios tributarios del ‘Plan Marshall’ para 2021?

Creemos que hay que introducir alivios que le ayuden a la situación de hogares y empresas para intensificar la reactivación que ya comenzó. Los alivios son considerados con un enfoque transitorio. En algunos casos es solo 2021 como el congelamiento de predial y reducción de descuentos en ICA, pero en otros casos se alarga a 2030. No creo, y no comparto la posición de que no se puede aumentar nada porque todos perdimos. Lo que le va a costar al Distrito el paquete de alivios va a ser de $500.000 millones. Los incrementos en ingresos que vamos a tener, van ser de $96.000 millones en 2022, $143.000 millones en 2023 y se acaba este Gobierno y el neto, escasamente, cubre la mitad de lo que vamos a entregar con alivios. Solo hasta 2024 se compensan los ingresos con egresos.

El Concejo insistía en que congeláramos el predial hasta 2023 pero en este momento la incertidumbre es tal que ¿en dónde va a estar la economía en 2022?, no sabemos, pero probablemente vamos a estar mejor y no tiene sentido de que si la economía está creciendo a una buena tasa, pues no tiene sentido congelar el predial desde ya, por lo que se debe guardar la carta para ese momento.

¿Cómo ve el clima para la aprobación del cupo de endeudamiento de reactivación?

Ha sido debatido extensivamente, ha tenido ponencias muy juiciosas. Este viernes fue convocada otra ponencia para retomar y votar entre viernes y sábado. Yo creo que todos están de acuerdo, y hay consenso de que la respuesta a la crisis es endeudarse y no recortar gastos, es endeudarse y gastar bien. La mayor deuda sale bien si lo que uno va a gastar es de una rentabilidad económica y social mayor a la tasa de interés que se debe pagar.

Están los recursos para hacer apuestas en ciencia, investigación, salud que son muy importantes. Hay dos opciones, recibir una administración más endeudada para ser sostenible, pero en proyectos que mejoran la productividad de la ciudad que en 2025; 2026 o 2027 entregan una ciudad que es capaz de crecer; si me dicen puede endeudarse pero la anterior administración no invirtió, no hizo nada pero mantuvo el déficit completamente quieto, eso no sirve y atrasará lo que debería hacer Bogotá en proyectos estratégicos.

LOS CONTRASTES

  • Julián ArévaloDecano de economía U. Externado

    “De cara a la inminente segunda ola de contagios que se avecina y las implicaciones que esto tendrá sobre la actividad económica, sería un error recortar gastos”.

¿Cómo está el panorama de iniciativas como el cobro de parqueo en vía y el impuesto para no tener pico y placa?

El de pico y placa ya arrancó, será un éxito y será una fuente bien importante. Es necesario comenzar a mover otras fuentes; estamos conscientes de que Bogotá necesita encontrar nuevas fuentes de financiación que vayan más allá de ICA, vehículo y predial para, realmente, tener una mayor capacidad.

¿Cómo avanza el recaudo? y ¿dónde hay mayores caídas en el pago de impuestos?

Hay unos que han evolucionado bastante bien respecto a la situación que hemos pasado, uno de esos es el predial. En el predial unificado llevamos un recaudo, al 8 de octubre, de $3,3 billones, una caída de 3,8% respecto al año pasado. El de vehículos son $796.000 millones (-2,16%); en donde está la caída grande es en el Impuesto de Industria y Comercio (ICA) que es de 20%, $2,7 billones y sobretasa a la gasolina $200.000 millones con una caída de 30%.

El recaudo creemos que será menor en $1,5 billones este año frente a lo que se había presupuestado, que es equivalente más o menos a una caída en el PIB de Bogotá de 7% u 8%.

¿De dónde saldrán los $1,6 billones de los recursos para el Acuerdo Social por Bogotá?

Pensamos que es crucial la coordinación con el Gobierno, de hecho una de las historias exitosas de esta pandemia es el trabajo conjunto entre Gobierno y el Distrito en las transferencias monetarias en general.

Eso va a seguir, el Gobierno ya lo dijo, también van a seguir por lo menos hasta junio. Lo que le estamos diciendo al Gobierno es que nos apoye, que tenemos este aporte para ese ingreso mínimo garantizado, y ojalá el Gobierno nos pueda ayudar y complementar. Sino, en todo caso estamos tratando de ser lo más eficientes posibles e identificar recursos que se puedan volver transferencias monetarias, ese proceso de buscar recursos y coordinar. Hay que entender que la estructura de subsidios se ha manejado de forma realmente descoordinada, esto le pone un marco único que son los beneficiarios de la clase maestra, población pobre y vulnerable que deben recibir los apoyos focalizados.