Las partículas contaminantes se redujeron en un 61% durante el fin de semana

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

En la tarde del domingo, las autoridades decidieron levantar la alerta amarilla por calidad del aire que se había decretado en Bogotá el pasado jueves, con lo que el pico y placa volvió a su horario habitual.

Según la Secretaría Distrital de Ambiente, después de tres días de emergencia ambiental, con las medidas implementadas por la Alcaldía Mayor se logró reducir en 61% las partículas contaminantes de la cuidad.

La principal medida fue el pico y placa extendido a carros y motocicletas, por el cual la Policía de Tránsito impuso 681 multas a conductores que violaron la norma. De estos comparendos, 232 fueron a automóviles, 215 a motocicletas, 125 a camiones y 109 fotomultas.

Las autoridades ambientales y de Policía también realizaron 50 visitas de control y seguimiento a las industrias que ya habían sido selladas en la primera emergencia ambiental de este año, y comprobó que se acataron las medidas tomadas.

A pesar de la mejora en la calidad del aire, la alerta naranja impuesta en Tunjuelito, Bosa, Kennedy y Puente Aranda se mantiene, así como las restricciones a vehículos de carga de más de dos toneladas en esta zona, que no podrán transitar entre la calle 13 y la autopista Sur desde el río Bogotá y la NQS, de 6 a 10 de la mañana.

Cabe mencionar que esta restricción solo excluye camiones que transporten productos perecederos,combustible, o que estén adscritos a entidades o prestadores de servicios públicos.