Mintrabajo abrió la puerta para que 50% se pague a cuotas, y anunció un subsidio para trabajadores con contrato suspendido

Adriana Carolina Leal Acosta

El ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, anunció que el Gobierno Nacional asumirá el costo de 50% de la prima de junio de todos los trabajadores formales que estén en el rango de un salario mínimo. La medida, dijo el Presidente Iván Duque, cobijará a aproximadamente cuatro millones de trabajadores que se encuentran en ese rango salarial.

Además, pensando en los empleadores que actualmente tienen dificultades para cubrir el pago de la nómina y la prima, el titular de la cartera abrió la puerta para que el pago del 50% restante de la prima se difiera a cuotas.
Entre las condiciones para acceder a esta segunda medida está que exista “un acuerdo fraterno entre empleadores y trabajadores”.

Por otro lado, se anunció que los cerca de 600.000 empleados que tienen actualmente el contrato suspendido, y que por esta razón no están recibiendo ningún tipo de ingreso, entrarán a hacer parte del programa de transferencias de Ingreso Solidario, con giros por un valor de $160.000, con el fin de que solventen parte de sus necesidades.

Con decreto se entregarían más subsidios de desempleo

LR conoció que las cajas de compensación familiar, agremiadas en Asocajas, se encuentran buscando liberar recursos para entregar más subsidios de desempleo a los afectados por la emergencia, ya que el presupuesto que han dispusto estas entidades para tal fin, no ha dado abasto.

Esto se lograría a través de un Decreto que está a la espera de la firma del Presidente, según confirmó el Ministerio de Trabajo.
Con ese documento, las cajas de compensación podrían dar ayudas a 40.000 personas más, luego de activar la figura de ‘unidad de caja’, la cual funciona de manera similar a un préstamo. Así, según la Supersubsidio, se podrían usar saldos de obras y proyectos sociales, así como de subsidios no prescritos, entre otras fuentes, que luego cada entidad debe reembolsar.

Esta iniciativa se insertaría en el balance que ha hecho el gremio. Pues, de acuerdo con Asocajas, hasta el 19 de mayo -último dato disponible- habían entregado recursos de protección al cesante a 78.705 personas, lo que costó más de $285.000 millones.

Sin embargo, con corte a esa misma fecha, se habían recibido 676.341 postulaciones, de las cuales 364.665 fueron calificadas como ‘potencialmente válidas’ y 174. 926 fueron aceptadas al verificar que las personas cumplían con todos los requisitos.

“Dado el número de postulaciones se evidencia un mensaje claro para el país: la clase trabajadora vulnerable requiere un plan de salvamento al igual que nuestras empresas, porque las necesidades deben focalizarse también en proteger de los riesgos de la pobreza a millones de colombianos”, señaló Adriana Guillén, presidente de Asocajas.

Sobre los requisitos para el subsidio de la prima de junio, el ministro agregó que “se manejarán los mismos que para el subsidio a la nómina, lo que quiere decir, además que se realizará a través de la planilla Pila. Esto, como mecanismo para promover el empleo formal”.

Otros puntos del subsidio anterior a la nómina incluían demostrar la necesidad certificando la baja de ingresos y contar con un registro mercantil.

Preocupación por empresas cerradas

Los gremios celebraron las ayudas entregadas por el Gobierno, al señalar que “es un nuevo esfuerzo aceptando las solicitudes que les hemos hecho en varios gremios. Del subsidio a la prima, si bien es cierto es para salarios mínimos, ayuda especialmente a las micro y pequeñas empresas”, explicó Jaime Alberto Cabal, sin embargo, explicó que les “sigue preocupando muchísimo las empresas que están cerradas y seguirán estándolo después del 1 de junio”, ya que no tienen ningún ingreso para los trabajadores, por lo que dijo que hay que seguir buscando ayudas entre gobierno y empresas.