Ayer no se logró la recolección de más de 2.700 toneladas de basura en la capital del país.

Colprensa

El Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, declaró la emergencia sanitaria y ambiental, con el fin de poder tomar acciones inmediatas para garantizar la recolección de basuras en las ciudad, tras el paro de los empleados de la empresa Aguas de Bogotá.

El distrito explicó que debido al cese de actividades que se generó por la protestas de los trabajadores y los desmanes que realizaron, dañando más de 60 carros de basura, no logró la recolección de más de 2.700 toneladas de basura en la capital del país.

El alcalde resaltó que “con la declaratoria de emergencia sanitaria y ambiental, vamos a contar con todos los medios necesarios para poner orden y de ninguna manera permitir que este grupo minoritario impida que llevemos a cabo la limpieza de la ciudad”.

Así mismo, explicó que la empresa Aguas de Bogotá no se va a acabar, “porque tiene otras tareas como la limpieza de canales y humedales”. Así mismo, dijo que más de 1200 trabajadores de la compañía ya fueron contratados por los nuevos operadores de aseo de la ciudad”.

Peñalosa señaló que “muchos de los trabajadores de Aguas de Bogotá no mandaron las hojas de vida a los nuevos operadores de aseo de la ciudad, siguiendo las instrucciones de líderes sindicales. Lamentamos que se hayan dejado oriental mal”.

Finalmente, le pidió a la ciudadanía “paciencia porque el sabotaje genera dificultades, pero vamos a tener operadores extras (...) Esperamos que mañana se normalice la recolección de basuras”.