La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

El presidente de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Alberto Botero, criticó el ajuste que se hizo al Sistema General de Regalías (SGR) que busca que para aprobar proyectos en los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad) Regionales, se deba contar con el voto favorable del Gobierno.

“No compartimos el veto que le da el Gobierno a los proyectos de regalías. Creemos que debe continuar la reglamentación como venía inicialmente”, dijo Botero, quien agregó que esta medida lo que hace es centralizar el sistema. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que se tomó esta decisión porque se estaban aprobando proyectos que no tenían impacto regional ni nacional e iban en contra de la filosofía del sistema. Cárdenas dijo que se quieren evitar “piscinas de olas”.

Botero criticó estas observaciones, ya que afirmó que da un mensaje de que las regiones carecen de capacidad técnica para presentar proyectos importantes para el país. “Esto nos deja una estela de ignorancia a los gobernantes regionales o de que somos todos corruptos. Hay que tener más cuidado porque no es así”.

Este ajuste se hizo el pasado cuatro de diciembre, cuando fue aprobado en el Congreso el presupuesto de regalías para 2013 y 2014 por un monto de $17,7 billones. El próximo lunes habrá una cumbre de gobernadores en Popayán en la que se abogará por la autonomía regional.