Para el exintegrante del comité consultivo de la regla fiscal, pagar las deudas de la nación con TES ha hecho que las cuentas sobre el déficit no reflejen la realidad

Adriana Carolina Leal Acosta

Aunque el año pasado el Gobierno logró cumplir con la meta de déficit planteada por la Regla Fiscal para ese periodo, y esto ha sucedido desde la implementación de la Ley que empezó a regir en 2012, lo cierto es que las acreencias de la Nación continúan aumentando.

De hecho, según cifras oficiales, en 2019 las obligaciones de la Nación alcanzaron a representar 49% del PIB y según la mencionada norma, en 2022 la proporción debería ser de 20%. De modo que estando a dos años de acercarse a la hora cero, los analistas no ven viable que el objetivo de cumpla.

Uno de ellos es Marc Hofstetter, profesor de la Universidad de los Andes y quien hasta el lunes lideraba el subgrupo del PIB potencial dentro del Comité Consultivo de la Regla Fiscal. Tras su renuncia, el académico expresó múltiples reparos sobre el modo como se están entendiendo las finanzas de la Nación y especialmente sobre el déficit.

¿Desde cuándo hacía parte del subgrupo del PIB del comité consultivo de la regla fiscal y qué motivó su renuncia?

Trabajé allí desde 2014 y la razón por la que renuncié tiene que ver con la opinión que tengo de que la Regla Fiscal en este momento no sirve para nada, se volvió inútil. Dado que opino eso y durante el último año he venido haciendo advertencias sobre el tema, creo que era un acto de coherencia dar un paso al costado del comité.

¿Hubo un evento específico que lo llevara a argumentar que la regla fiscal se volvió inútil?

Los asuntos que la han vuelto inocua se han desarrollado desde el último año y medio, tiempo en el cual hubo cambios en la contabilidad del Gobierno, en el pago de obligaciones hechas directamente con títulos de tesorería (TES) sin pasarlos por el presupuesto general de la Nación. Eso hace que la meta de déficit no tenga mayor importancia.

LOS CONTRASTES

  • Alberto CarrasquillaMinistro de Hacienda

    “La regla fiscal está enfocada en metas de corto plazo, lo que genera sesgos contra la inversión. Por eso habría que revisar la norma vigente y hacer modificaciones”

¿Por qué la emisión de TES no se refleja en el déficit?

En general la Nación tiene unos ingresos, unos gastos, y si los gastos son mayores que el ingreso, entonces hay un déficit. Lo que hace la regla fiscal es que le pone un límite al tamaño del déficit, pero si se paga una obligación directamente con títulos de tesorería, esos gastos no son reportados como egresos. Entonces es como sino se hubiese gastado esa plata. De todas formas se infla la deuda porque eventualmente se van a tener que pagar esos TES, pero, nuevamente, como no los reportan como gastos, no afectan el déficit.

¿Ese cambio desde cuándo funciona?

El Gobierno aprobó un par de artículos en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) que habilitaron esa figura, y que yo sepa, es algo que solo ha ocurrido en este Gobierno.

Hay un proyecto de decreto que busca cambiar el modo como se perfilan los candidatos del Comité ¿Qué opina de ese planteamiento?

El problema de fondo en este instante es que los límites que establece el Comité no tienen ninguna repercusión sobre la credibilidad de la política fiscal, ni sobre la transparencia de la política fiscal. Entonces unas discusiones cosméticas sobre quiénes componente el Comité que decide ese número, no tiene ninguna relevancia a mi modo de ver.

Para hacer los cambios de fondo se requeriría cambiar la ley. El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla ya dijo que no está en sus planes cambiar la ley de la Regla Fiscal, aunque sí ha dado ideas sobre lo que se tiene que cambiar. Actualmente los cambios que sí pueden hacer que son cosméticos, los están haciendo pero no tienen ninguna repercusión de fondo. Seguramente tendrán algunas personas en mente que quieran que integren los diferentes comités, pero al margen lo que esos comités digan no va a cambiar el hecho de que esto se ha vuelto inocuo.

¿Qué tan lejos estamos para cumplir la meta de tener un déficit de 1% del PIB a 2022, dado que en 2019 la cifra fue 2,5%?

Esto vuelve al punto original y es que depende de cómo se mire la contabilidad y cómo contamos el déficit.

¿Teniendo como base las condiciones vigentes cuál es la perspectiva?

Coincido con el mercado, ya no está mirando el déficit. Esto es una triste consecuencia de haber movido ese margen de maniobra, dado que el Gobierno se metió en la tarea de cambiar la forma en la que contaba algunas cosas que antes sería en parte del déficit y ahora no. Por eso ya no sabemos qué significa el déficit fiscal.

¿Qué factores están tomando más como referencia ahora?

El stock de deuda y no las cifras oficiales sobre déficit.

Si no se hubiese hecho el cambio de los TES, ¿en cuánto cree que se podría incrementar el déficit?

Es una buena pregunta para el Gobierno. Corficolombiana hizo un estudio al respecto y el número se acercaba a los $10 billones, que es más o menos 1% del PIB. Si eso se mide en un solo año, de lejos en 2019 se habrían volado la Regla Fiscal.

¿Esto está afectando nuestra imagen internacional?

Yo creo que a estas alturas del partido la Regla Fiscal está haciendo más daño que bien a la política fiscal colombiana. Sino hubiera regla, no hubiéramos hecho esto de pagar directamente con TES las deudas en lugar de contar esas obligaciones dentro del presupuesto, y no hubiéramos gastado energía en tratar de ver qué tipo de cambios contables hacíamos. El mercado no tendría las dudas que tiene ahora sobre a qué le cree y a qué no de las cuentas fiscales. Entonces el resultado al final ha sido contraproducente, nos ha movido en un margen que ha llevado a hacer la política fiscal menos transparente.