El único requisito financiero que se exigirá para obtener estos beneficios es que las ventas anuales no superen los $52.000 millones

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El Ministerio de Hacienda dio a conocer un documento en el que se aclaran algunos interrogantes sobre cómo será la medida que busca ayudarles a las Mipymes a pagar las nóminas de sus empleados.

En concreto, la cartera económica informó que esta medida, anunciada por el presidente Iván Duque esta semana, será un respaldo que hará el Gobierno, a través del Fondo Nacional de Garantías (FNG), en la que se respaldarán los créditos que las Mipymes adquieran con el sistema financiero para el pago de sus nóminas.

Este respaldo, según indicaron, consiste en una garantía para respaldar en 90% esos préstamos. "Esto se financiará con la capitalización que se hizo unas semanas atrás al FNG por $3.25 billones", explicaron.

El Ministerio aseguró que para llevar a cabo el proceso, el cual no debería demorar más de unas pocas horas, se deberá seguir los siguientes pasos:

"Uno, la empresa o persona interesada debe acudir al intermediario financiero ante el cual vaya a solicitar el crédito; dos, al firmar los documentos del crédito, el solicitante deberá firmar un documento de la aceptación de la garantía; tres, la entidad financiera deberá solicitar al FNG la garantía a través de su portal de internet; y, cuatro, el intermediario financiero realizará el desembolso del crédito", dijeron.

Los únicos requisitos que se exigirán para obtener estos beneficios es que las Mipymes estén ubicadas en Colombia. Además, que sus ventas anuales no superen los $52.000 millones. Los créditos tendrán un plazo de hasta 36 meses y el 50% del costo de la comisión la asumirá el Gobierno.

En cuanto a la suspensión del aporte a pensión, la cartera aclaró que esto será por dos meses tanto de empleadores como de los empleados.

En ese par de meses, se continuará con la cobertura del seguro previsional, que les garantiza el pago de una pensión en caso de invalidez o una pensión de sobrevivencia a sus beneficiarios en el caso de su muerte, y con el pago de la comisión que asegura la administración de sus ahorros. "Para garantizar el acceso a estos servicios, el aporte por parte de los empleadores pasaría a ser de 2,25% y el de los empleados sería de 0,75%", explicaron.