sábado, 22 de abril de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Si usted es una de esas personas que quiere contratar maestros de obra, diseñadores y arquitectos, lo primero que debe tener en cuenta es la elaboración del presupuesto y los trámites obligatorios que exige la ley, los cuales consisten en permisos claves para empezar los arreglos. 

En primer lugar, en cuestión de costos, se estima que las personas que mayor invierten en este tipo de intervenciones en el hogar son los estratos más altos. Según un sondeo de la firma de construcción AltarHierro S.A, un promedio para ciudades primarias y proyectos estratos cinco y seis va desde $100 millones para arreglos en propiedades de 100 a 200 metros cuadrados, de $500 a $700 millones entre 300 y 400 metros cuadrados, y desde $800 millones para bienes más amplios. Estos cálculos corresponden a cambios de pisos, restauración de fachadas, instalaciones eléctricas y hasta ventanas y puertas. 

Sea una remodelación de este tipo o de menos trabajo sus cuentas deben concentrarse en general en “cambios eléctricos, estudio de suelos (para saber si hay que intervenir con más cemento en las estructuras), honorarios del personal que contratará, e incluso dónde hospedarse si la obra no permite ser habitada mientras tarda la intervención. 

Pero de los mayores gastos que desconocen los interesados, están los acabados, pues aquí se elevan o reducen los costos con diferentes opciones como la grifería, que bien puede costar $30.000 la unidad o alguna de lujo más costosa.  “Entra a jugar el gusto de la persona que prefiere, por ejemplo, una ducha de $40.000 o una que alcanza hasta $3 millones”, explicó la asesora y experta en decoración Liliana Loza. 

El estudio de cuánto dinero destinará para la remodelación, es de los factores más importantes pues en el sector de la construcción se desconocen los altos valores que pueden representar objetos como puertas, chapas o ventanales, artículos que más terminan representando sobrecostos de la obra. 

Luego de cerrar ese punto,  hay que sumar el tiempo a invertir en los trámites obligatorios que también varían del lugar. 

“Los permisos para realizar un trabajo de este tipo dependen si en la intervención se modifican elementos estructurales como columnas, vigas, placas de entrepiso, cubiertas, o si se le va a incrementar peso al proyecto. Para eso se necesita obtener una ‘licencia de construcción’, mientras que a veces no se requiere, que es cuando se cambian solo acabados o el enchape de un piso o pintura de muros”, agregó el arquitecto y experto en remodelación Germán Toro. 

No olvide que este tipo de solicitudes que comúnmente deben pasar por el visto bueno de las Secretarías de Hábitat de las ciudades, son procesos que tardan entre uno y dos meses. 

De igual manera cada casa o apartamento tiene una categoría de permisos distintos cuando son edificaciones ordinarias, certificadas como patrimonio cultural o incluso de propiedad compartida que exige la aprobación de los dueños del lugar. El precio de la licencia varía dependiendo de la intervención. 

Apuestas por las remodelaciones tecnológicas 

Dentro de las intervenciones a hogares que últimamente llaman la atención están las de las casas tecnológicas. Para esto se hace uso de la domótica, una alternativa que agrupa a todos los dispositivos de un hogar u oficina a través de un solo control. En Colombia, AAVS Colombia ofrece este servicio desde US$15.000 y crece como tendencia. “Los hogares están potencializando sus espacios arquitectónicos, dándoles un toque de tecnología y exclusividad. Es un paso a la modernidad”, comentó el socio de la compañía, Elkin Mauricio Rodríguez. 

Las opiniones

Liliana Loza 
Decoradora y asesora en diseño de interiores 
“Remodelar toda la casa se hace, por lo general, por cambios totales, porque la gente quiere más espacio o sencillamente quieren darle un vuelco a la decoración”. Germán Toro 

Germán Toro
Arquitecto y consultor en remodelación 

“No todas las intervenciones requieren de permisos especiales como las licencias de construcción. Tal es el caso de aquellas que no afectan elementos estructurales”. 

Elkin Mauricio Rodríguez 
Socio de la firma Aavs Colombia
“Las personas están muy interesadas en tener el mayor confort con sus hogares y una alternativa es la remodelación tecnológica e inteligente”.