El escritor de la obra, Nicholas Morgan, es ganador de un Premio al Logro Excepcional en Scotch Whisky Award

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Este año marca el bicentenario de la fundación de Johnnie Walker, por lo que la marca se dio a la tarea de contar la historia de su creador, John Walker, a través de un libro, considerado “el primer relato en profundidad de la historia de la enseña y el negocio de Johnnie Walker, que arroja nueva luz sobre la creación y evolución del whisky”.

Este libro, que se lanzará bajo el título ‘A Long Stride’ (Un largo paso), fue escrito por Nicholas Morgan, jefe de alcance de whisky en Diageo, un trabajo en el que está encargado del portafolio de whisky de la compañía. Es ganador de un Premio al Logro Excepcional en Scotch Whisky Award y fue nombrado como miembro número 48 del Salón de la Fama del Whisky en marzo de 2018.

‘A Long Stride’ cuenta cómo John Walker abrazó sus raíces escocesas para conquistar el mercado mundial. Además, cómo gracias a sus decisiones y valores “desafió las convenciones de la Gran Bretaña victoriana y eduardiana, sobrevivió a dos guerras mundiales y floreció a pesar de la Gran Depresión para convertirse en la primera marca de whisky global, revolucionando el mundo de la publicidad”, según reseña la obra.

Aunque este ejemplar es considerado una lectura obligada para los amantes del whisky, Morgan señala que los especialistas en mercadeo y los emprendedores pueden disfrutar de la historia de Johnnie Walker, que muestra cómo “gente notable y creativa puede crear marcas notables y creativas”.

Una segunda enseñanza que deja el libro es la obsesión por la calidad de John Walker, así como la innovación que mantuvo durante todos los procesos de creación del whisky, con lo que logró que su producto fuera distintivo. Un cuarto punto destacado por Morgan fue la historia de creación de la marca, que inició como una tienda de barrio y tuvo que convertirse en una fábrica de whisky, con lo que se evidencia que “nada era suficientemente” nuevo para Walker.

Gracias a estos valores, que la marca ha mantenido durante toda su historia, es que Morgan define su futuro como “vibrante”, ya que se ha acercado más al púbico juvenil, manteniendo una de sus características más distintivas: su sabor universal.