.
INDUSTRIA Cuidar el entorno: clave para el desarrollo
viernes, 23 de julio de 2021

Somos conscientes de nuestro papel para aportar al desarrollo desde una apuesta sostenible, ya que de nada sirve tener amplios márgenes de rentabilidad si estos van en detrimento del bienestar de la sociedad

Ana Milena Celis

Hoy, más que nunca, las empresas privadas debemos ser conscientes de la imperiosa necesidad de fortalecer el rol integral como actores de la sociedad y que este permita sintonizarnos de mejor manera con la coyuntura actual. Es por eso, que el concepto de sostenibilidad ambiental adquiere cada vez mayor relevancia y se ha convertido en la columna vertebral del desarrollo de una operación exitosa.

Nuestra realidad nos hace un llamado a repensar, con mayor celeridad, la huella que generamos con cada actividad productiva. Aún nos queda un camino por recorrer para continuar adaptando los procesos, las operaciones y la cadena de abastecimiento a los desafíos ambientales, aprovechando la tecnología y teniendo siempre como prioridad la reducción de los efectos en nuestro entorno.

En la historia reciente la industria ha tenido que afrontar grandes cambios en pro de mitigar los impactos ambientales, se han desarrollado procesos de medición y control de uso de energía y agua e implementado planes de gestión ambiental, enfocados en la clasificación, transformación y reutilización, acoplándonos de manera acelerada a la economía circular, que se está convirtiendo en un pilar fundamental de la nueva manera de hacer los negocios.

Asimismo, se han ejecutado rigurosos controles de emisiones y de balances de carbono, así como gestionado, en conjunto con la Andi, la inclusión del plan Visión 30/30, enfocado en realizar, bajo estándares elevados de cuidado medioambiental, el manejo de los envases y empaques que salen al mercado.
Las empresas del sector de alimentos y bebidas hemos optado por adaptarnos y consolidarnos como parte de la solución de las necesidades anteriormente mencionadas. Somos plenamente conscientes de nuestro papel para aportar al desarrollo de nuestro país, desde una apuesta sostenible, ya que de nada sirve tener amplios márgenes de rentabilidad si estos van en detrimento del bienestar de la sociedad.

Ahora bien, desde el punto de vista de los consumidores somos más conscientes del efecto de nuestros hábitos y estamos en la constante búsqueda de reducirlo al máximo. Esto influye en las elecciones que diariamente hacemos en productos de consumo y nos cuestionamos acerca de qué materias primas y qué tipo de empaques están siendo utilizados.

Es un hecho que el consumidor actual es un consumidor más reflexivo que busca generar conciencia ambiental positiva. Atendiendo a esta nueva lógica de consumo hemos venido realizando esfuerzos importantes como la reducción del 34% de PET en los envases néctar de 250ml; pasamos del calibre 18 al calibre 16 en las latas de 300, disminuyendo en 6% su peso; en los envases de vinagre dejamos de utilizar vidrio de 60 gramos a empaques PET de 22 gramos; y finalmente logramos la reducción en calibre de etiquetas termo encogibles, pasando de 40 micras a 35 micras, entre otras acciones.

Para Levapan la sostenibilidad es un eje central para el desarrollo del negocio, ya que gracias a esta variable se logra un balance que integra a la compañía de manera responsable. Reiteramos nuestro compromiso en seguir generando valor de forma responsable, buscando el equilibrio entre la rentabilidad, el desarrollo social y la disminución del impacto ambiental. En la coyuntura actual, un negocio jamás podrá prosperar a largo plazo si no cuida su entorno y cuidarlo significa no sólo ser fuente de desarrollo económico, sino también social y ambiental.