.
CONSUMO A la hora de ahorrar, 38% de los consumidores cambia de marca
sábado, 23 de abril de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

Así lo demuestra un estudio realizado por BrandStrat en el que se evidencia que mientras en 2010 quienes contestaban que cambiarían la marca de confianza por otra más barata era de 20%, en 2016 esta cifra subió a 38%. En contraste mientras 34% de los encuestados decía que disminuiría la cantidad de productos en 2010 seis años después la cifra pasó a 21%.

Para Andrés Guerra, analista de BrandStrat, “la mayoría de las personas presentan estrategias de ahorro que involucran el mantenimiento de una marca determinada o el cambio por otra reconocida (>55%), resulta posible que esto suceda por los bajos niveles de seguridad percibida que experimenta el consumidor frente a marcas no publicitadas o nuevas en el mercado”.

Al analizar el tema por ciudades (Bogotá, Barranquilla, Cali y Medellín) se evidencia una alta fidelidad de marca en ciudades como Medellín, en donde más de 50% de las personas elige alargar los tiempos entre compra y compra o disminuir la cantidad de consumo con el fin de ahorrar sin dejar de adquirir una marca determinada.

Los bogotanos (44%) y los barranquilleros (37%) son los más dispuestos frente a otras ciudades a cambiar la marca por otra no reconocida con el objetivo de ahorrar.

Comportamiento por estratos
Cuando se dividen los resultados según el estrato socioeconómico se tiene que “en 2016 las personas de todos los niveles socioeconómicos, exceptuando el estrato 1, evidencian una mayor disponibilidad (10% o más que en e2015) de cambiar una marca por otra no reconocida pero significativamente más económica que el año pasado”, explicó Ana Porras, líder de proyecto de BrandStrat.

De esta manera, se observa en el estrato 1 un mayor porcentaje de personas que demuestran fidelidad de marca y que toman sus decisiones de compra basándose en los atributos relacionados con la misma.

“A diferencia de los estratos medios y altos, el adquirir un producto no conocido que resulte de mala calidad representa consecuencias negativas mayores en estratos bajos debido a la imposibilidad que estos tienen de invertir dinero en un reemplazo del producto a corto plazo”, dijo Porras.