La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cinthya Ruiz Granados - cruiz@larepublica.com.co

En el marco del congreso de Fitac, Hwang Seong-Koo, vicepresidente de la Autoridad Portuaria de Busan (Corea del Sur) habló con LR sobre algunos de los aspectos que debe tener el sector portuario de Colombia para ser más competitivo.

¿Qué se necesita para que un país pueda ser competitivo frente a otros en temas portuarios?
En general, hablamos de competitividades portuarias de un país cuando éste cumple con cuatro aspectos: ventajas geográficas, bajos costos, volumen de contenedores y políticas nacionales portuarias. En Colombia, creo que se debe evaluar y aplicar un análisis objetivo de estos aspectos sobre la posición de los puertos colombianos.

¿Puede explicar un plan progresivo que aumente la capacidad de un puerto como los que hay en Colombia?
Para el desarrollo de los puertos se requiere un largo tiempo. Usualmente se necesita de unos 7 años y una gran cifra de dinero para invertir. Luego, es necesario hacer una prueba de cuánta demanda tendrá el puerto. No es una tarea fácil pero es importante tener confianza en el futuro de la demanda de la nueva infraestructura.

Muchas autoridades portuarias utilizan el PIB para determinar la demanda que tendrá el puerto. Luego de ver que sí es viable ampliar el puerto, hay que determinar cómo se financiará el proyecto. La inversión del capital puede ser entregada por el gobierno o por la empresa privada o la combinación de los dos.

¿Cuál es la fórmula del éxito del sistema portuario de Corea del Sur?
Hay una similitud entre Colombia y Corea y es que ambos están rodeados por grandes mercados. Corea es vecino de Japón y China. Colombia está cerca de Estados Unidos y de países suramericanos emergentes. Esto significa que pueden convertirse en un puerto hub de transbordo en la región. El objetivo estratégico del puerto de Busan está en ser más fuerte como puerto de transbordo. Sin embargo, existe un riesgo para este tipo de puertos. En este sentido, el gobierno de Corea y el puerto de Busan hacen todo lo posible para generar una importación y exportación estable.

La mejor forma de mitigar este problema es aumentar la carga de importaciones y exportaciones. Por lo tanto me gustaría llamar fórmula de éxito del Puerto de Busan a esa relación equilibrada entre importaciones y exportaciones y un volumen de carga de transbordo que se ha podido alcanzar gracias a políticas nacionales que buscan un progresivo crecimiento de las industrias locales.