.
ARCHIVO Irrigación, los mejores sistemas para desarrollar la agricultura
martes, 30 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Cristhian Agudelo

Los sistemas de riego son fundamentales para garantizar el progreso de la actividad agrícola, pues cuentan con ventajas como el manejo de plagas, la reducción en mano de obra, mayor productividad, desarrollo y control en los productos.

Si bien es cierto que existe una amplia cantidad de posibilidades en esta clase de sistemas, Agronegocios le presenta, las que según los expertos en el tema, son las principales y por tanto las más efectivas.

Cabe resaltar que las condiciones básicas de diseño para cada sistema de riego cuentan con parámetros similares para cada método, pues cada uno de ellos se recomienda teniendo en cuenta el cultivo, sistema radicular, susceptibilidades de la planta, condiciones del suelo, disponibilidad hídrica, facilidades de manejo y disponibilidad económica para el proyecto.

“La agricultura debe verse como una opción de vida, que como todo negocio, requiere de la mejor tecnología para su desarrollo. De la misma manera, la ingeniería debe presentar soluciones y no problemas para los productores, por esto la adecuada selección del sistema de riego debe tener en cuenta ítems como la mecanización, la mano de obra disponible, densidad de siembra, sentido de siembra, calidad del agua, disponibilidad del recurso hídrico, necesidades del cultivo, entre otros”, señaló Alexander Bonilla Ramírez, ingeniero agrónomo.

Optimice sus insumos
Una de las grandes ventajas de los sistemas de riego es que por medio de su implementación usted podrá garantizar un suministro frecuente y correcto de abonos y fertilizantes en sus cultivos, optimizando la utilización de dichos insumos en más de 40%, según afirman los expertos.

Este método llamado ‘Fertirriego’, busca aprovechar el sistema de riego para inyectar, de acuerdo con los requerimientos de cada especie, los nutrientes incluidos en la solución madre, llegando a la raíz de las plantas y permitiendo incluso el reciclaje de dichas soluciones nutritivas, factor que no solo incrementa la eficiencia de fertilizantes, sino que también ayuda al cuidado del medio ambiente.

“El riego es un factor de seguridad en la producción; si además de regar, fertilizamos al mismo tiempo, ahorramos tiempo y costos”, aseguró Dagoberto Bonilla, director de la Federación de Usuarios de Distritos de Adecuación de Tierras, Federriego.

En Colombia se aplica esta técnica de Fertirriego a los cultivos de hortalizas, flores y en frutales de clima cálido. También es más común verlo en los sistemas cerrados que en los abiertos, ya que en el último su construcción suele ser más dispendiosa.

Esto da pie para afirmar que, dependiendo de las características de su cultivo y la extensión de su sistema de riego, obtendrá mayores beneficios respecto a los costos de la inversión inicial.

Por ejemplo, se calcula que para un invernadero de 1.250 metros, la inversión requerida estaría entre $5 millones y $7 millones. Sin duda alguna es un monto alto, pero tanto su bolsillo como su cultivo reflejarán las mejorías a largo plazo, en cada cosecha.

Por goteo
Este sistema busca aplicar la cantidad necesaria de agua por planta, facilitando el manejo de fertilización. Los caudales de operación son reducidos, así como las presiones de operación de este sistema.

Riego por Caudal reducido
Es importante resaltar que este sistema de riego por surcos ha tenido un gran avance en los cultivos de caña donde actualmente se están cambiando los riegos excesivos, por compuertas y surcos tradicionales. Este sistema utiliza el caudal mínimo requerido para obtener un avance en el surco adecuado, y presiones muy bajas. El costo por hectárea esté en el orden de los $3.000.000.

Sistema de riego por microaspersión
La microaspersión trabaja con un tamaño de gota fina. Es efectivo en cultivos con raíces superficiales o suelos que tengan una buena conducción hidráulica. Costo por hectárea: $4.100.000.

Sistema de riego por aspersión
Cuenta con diferentes variaciones en su forma de aplicación: riego dirigido, riego subfoliar, riego de gota fina y gota gruesa. Además puede ser portátil. La gran ventaja de este sistema es la amplia cobertura que tiene. Teniendo en cuenta la gran variedad de subsistemas, los costos por hectárea así mismo varían. Un sistema de riego por aspersión fijo con emisores de impacto, vale, por hectárea, $4.200.000

Irrigación por nebulización
Este sistema es mayormente utilizado en los bancos de enraizamiento. Tiene un tamaño de gota muy fina. Además, es utilizado para el control de microclimas, especialmente en los cultivos bajo invernadero. El costo por hectárea dependerá de la distribución de las naves y la complejidad del sistema y puede llegar a $70.000.000 por hectárea.

Las opiniones

Alexander Bonilla
Ingeniero Agrónomo

“La agricultura debe verse como una opción de vida, que como todo negocio, requiere de la mejor tecnología para su desarrollo”.

Dagoberto Bonilla
Director de Federriego

“El riego es un factor de seguridad en la producción; si además fertilizamos al mismo tiempo, ahorramos tiempo y costos”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA