Analistas

La gran depresión (1929-1933) Vs. la gran recesión (2007-2015)

GUARDAR

Han pasado ya ocho años desde el inicio y frágil recuperación de las economías desarrolladas, tras generarse la grave crisis económica de 2007-2008, conocida como la gran recesión. Esta difícil situación macroeconómica global tan solo resulta equiparable a lo ocurrido durante la gran depresión de 1929-1933. 

Resulta entonces interesante analizar las diferentes facetas de la crisis reciente y contrastarla con el manejo dado durante los años treinta.

Renta variable. Durante los primeros 17 meses de ambas crisis (gran depresión y gran recesión), el comportamiento del índice Dow Jones fue similar. En efecto, un año y medio después del inicio de dichas crisis, la bolsa de valores mostraba caídas del -40%. Sin embargo, la recuperación del mercado durante la gran depresión fue mucho más lenta que en la gran recesión (t+41 vs. t+18). Así, desde marzo de 2009 el Dow Jones se ha venido recuperando, llegando en septiembre de 2015 a superar 30% el registro de septiembre de 2007 (inicio de la crisis). En cambio a esa misma altura de la crisis en la gran depresión, se observaba una contracción del -33% en 1937. 

Crecimiento económico. Durante 1929-1933, el PIB real de los Estados Unidos se contrajo un marcado -27%, debido a la falta de adecuadas políticas contracíclicas y el errático manejo monetario por parte del Fed. En contraste, durante la gran recesión, el PIB real de Estados Unidos tan solo cayó -3% en 2009 y para 2010 reboto a tasas del 3%. Si bien en 2011 su PIB se desaceleró nuevamente hacia 1.5%, recientemente se ha venido recuperando a tasas cercanas al 2%, pero todavía sin alcanzar su crecimiento potencial del 3%. Para el 2015, se pronostica una expansión del 2.4% y una cifra similar en 2016, mostrando resiliencia, pero también preocupación frente a la conocida hipótesis de “estancamiento secular”.

Tasa de interés repo del Fed. Bernanke y Yellen han mostrado un importante aprendizaje respecto de los errores monetarios cometidos durante la gran depresión. En particular, con la estrategia de inyecciones masivas de liquidez al sistema financiero, se ha logrado evitar la deflación. Además, el Fed redujo rápidamente su tasa desde 5.25% en 2007 hasta el mínimo 0.25% en el curso de casi un año, manteniéndola allí por más de cinco años. 

Esta combinación de baja tasa de interés (negativa en términos reales) con la “bazuca de liquides” utilizada llevaron a multiplicar por cuatro el valor de la hoja de balance del Banco Central. Ahora queda la compleja tarea de “normalizar la política monetaria”: primero, eliminando las inyecciones de liquidez (lo cual se hizo con éxito durante 2013-2014) y, segundo, empezando a elevar las tasas de interés hacia umbrales reales positivos, lo cual ocurriría gradualmente durante 2016-2017. Esto último implicaría elevar la tasa de ventanilla en cerca de 250 pbs en horizontes de 24 meses.

Tasa de desempleo. Tanto en la gran depresión como en la gran recesión, el desempleo ha sido una de las variables más golpeadas. Por ejemplo, la tasa de desempleo se elevó del 4.2% en 1928 al 22.7% en 1933, multiplicándose por casi cinco veces; mientras que, durante la gran recesión, pasó del 4.6% en 2006 al 9.6% en 2009, pero multiplicándose solo por dos veces. Gracias a las políticas contracíclicas fiscales y monetarias, la tasa de desempleo tuvo una corrección mucho más ágil durante 2009-2014, cayendo hacia el 6.1%. 

De hecho, ahora se pronostica que la tasa de desempleo cerraría en 5% en 2015 y cerca del 4.5% en 2016. Ahora la problemática de 2016-2017 no sería de desempleo, sino de riesgos de transmisión inflacionaria por la presión salarial, tras haberse alcanzado los niveles de desempleo de largo plazo (NAIRU) y en momentos en los que se discute elevar el SML de los actuales US$7,50/hora a cerca de US$10-15/hora, lo cual implicaría una duplicación del costo laboral del SML en tan solo unos 3-5 años.
 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés