Analistas

Elecciones presidenciales 2014: análisis probabilístico

GUARDAR

En marzo de 2014, Anif había realizado un primer análisis probabilística sobre la contienda presidencial de mayo-junio de 2014. En aquel entonces nos fundamentamos en las encuestas electorales con corte a febrero de 2014. Concluíamos que se presentaría una contienda electoral a dos vueltas, pero que el evento Santos-II arrojaba una elevada probabilidad de 65%. Sus potenciales contendores lograban probabilidades acumuladas de éxito de tan solo 11%-12% y entre ellos existía empate técnico.

Dicho análisis mostraba que había elementos que generaban incertidumbre electoral: i) el amplio margen de indecisos dentro del electorado (cerca de 30%), reflejando el malestar social y el desgano electoral; ii) la poca claridad (estadística) sobre quién sería el eventual rival de Santos en segunda vuelta, dando lugar a muchas cábalas sobre posibles alianzas; y iii) los resultados electorales parlamentarios del 9 de marzo y de las elecciones primarias de la Alianza Verde.

Tres meses más tarde, todos estos elementos continúan generando alta incertidumbre electoral. Si bien la indecisión en primera vuelta se ha reducido a la tercera parte (10%), prevalece elevada para la segunda vuelta (20%-30%, entre los cuatro sondeos aquí utilizados). Así mismo, aunque las encuestas dan ventaja al Centro Democrático (Zuluaga) para pasar a segunda vuelta, todavía no se pueden descartar otras opciones como la de la Alianza Verde (Peñalosa), que pese a su estancamiento reciente, aún mantiene un importante tercer lugar. 

Finalmente, los resultados de las elecciones del 9 de marzo mostraron que ninguna alianza partidista logró mayorías calificadas en la Cámara o, incluso, mayorías simples en el Senado. En efecto, los partidos de la llamada “Unidad Nacional” (de la U, Liberal y Cambio Radical), que apoyan al Candidato-Presidente Santos, obtuvieron el mayor número de curules tanto en el Senado (45% del total) como en la Cámara de Representantes (59%). Sin embargo, esto significa que para obtener mayorías calificadas en la Cámara y cualquier tipo de mayoría en el Senado se requerirán alianzas con otros partidos. Y este tema de las alianzas será todavía más exigente para cualquier candidato diferente al Candidato-Presidente. Así, dado este contexto en el que se mantiene una buena porción de incertidumbre, en esta nota Anif realizará una actualización de su árbol de probabilidades electorales de 2014.

Para ello usaremos las cuatro encuestas más recientes de las principales firmas encuestadoras del país (mediados de mayo). Hemos visto cómo la contienda presidencial 2014-2018 se ha apretado en los últimos meses. Nuestros análisis probabilísticos indican que se seguiría presentando una contienda electoral a dos vueltas. Sin embargo, el verdadero cambio es que la ventaja que el presidente Santos traía en febrero pasado se ha esfumado con el paso de los meses, haciendo más incierto el resultado de dicha segunda vuelta electoral. En efecto, el evento Santos-II sigue mostrando una importante probabilidad de ocurrencia de 48%, aunque inferior a 65% de dos meses atrás. Por su parte, sus potenciales contendores (Centro Democrático y la Alianza Verde) lograrían probabilidades acumuladas de éxito de 31% y 21% respectivamente, creciendo frente a las mediciones anteriores y mostrando una ventaja de Zuluaga para ser el contendor del candidato-Presidente en la segunda vuelta presidencial. 

Estos resultados probabilísticos indican que la incertidumbre electoral se mantiene, la cual es exacerbada por dos elementos adicionales. Por un lado, pese al descenso de la intención de voto en blanco (de 30% hacia 10%) en primera vuelta, el crecimiento de dicha intención en la segunda vuelta (a 20%-30%) hace que los anteriores resultados de las encuestas puedan ir en cualquier dirección.

Y por otro lado, las potenciales alianzas entre candidatos en segunda vuelta para “guiar” al electorado serán fundamentales para definir al ganador del “Solio de Bolívar”. Aquí aunque las últimas encuestas muestran que un eventual duelo Santos vs. Peñalosa” sería menos riesgoso para el Presidente-Candidato que la llave “Santos vs. Zuluaga”, la posibilidad de generar alianzas va en sentido contrario. En efecto, en la llave “Santos-Zuluaga”, el presidente podría aglutinar mucho más electorado de izquierda y centro al ubicarse a la izquierda, en el espectro político, de Zuluaga. Incluso, los sucesos recientes (Hackers-“chuzadas”) le ayudarían con ese propósito. En cambio, en una llave “Santos-Peñalosa” el as bajo la manga, que es el proceso de paz, en realidad les sirve tanto a Santos como a Peñalosa para atraer potenciales votantes moderados (teoría del votante medio), luego no habría mayor diferencia a favor del Presidente-Candidato.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés