Analistas

Industria aseguradora: oportunidad y retos

GUARDAR

La industria aseguradora en Colombia ha tenido una importante expansión con un crecimiento promedio real del 7% entre los años 2001 y 2011. Dada la baja inflación del año, cabe esperar un incremento promedio superior al 10% al cierre del 2012. Las primas totales del sector estarán alrededor de los $15,5 billones, que equivalen al 2.4% del Producto Interno Bruto.

 
Son diversos los aspectos que explican esta positiva tendencia, pero claramente el buen comportamiento de la economía y el aumento de la clase media de un 15% en 2002 a un 27%, en 2010, según estudios recientes, son los más relevantes.
 
Si bien hay cierta cautela en las proyecciones sobre el crecimiento económico del país para el año 2013, debido a la compleja coyuntura internacional, en el sector asegurador hay razones para mantener una expectativa positiva. Existe una amplia población con necesidad de cobertura, el empleo ha crecido, el consumo de los hogares mantiene una buena tendencia, la inversión en infraestructura se está convirtiendo en una realidad y no  se vislumbra un desplome en los precios de los productos básicos.   
 
En el segmento de los seguros para las familias (vida, accidentes, salud, automóviles y hogar), es fundamental expandir los canales de distribución tanto tradicionales – fuerzas de ventas e intermediarios de seguros – como no tradicionales (aliados estratégicos en distribución de seguros como las empresas de servicios públicos, bancos y financieras, tiendas de departamento, etc).  
 
Si bien el panorama es positivo, la industria aseguradora en Colombia tiene retos de distinta índole hacia el futuro, que en buena parte tienen que ver con temas regulatorios  e institucionales.
 
Por tener un impacto de gran calado, el tema pensional es el primero en la lista.  La participación del sector en el mundo de las pensiones se inició a partir de las reformas del año 1994 cuando se creó el marco normativo que dio origen a los Fondos de Pensiones.    
 
Son dos los seguros relacionados con los fondos privados de pensiones: invalidez y sobrevivencia, más conocidos como previsionales (cubren el capital faltante para completar la pensión de los afiliados a los Fondos de Pensiones en caso de invalidez o de muerte)  y las rentas vitalicias (modalidad de pensión que asume los riesgos de extra longevidad y de tasa de interés).   Estos seguros representan el 12% de las primas totales del sector. 
 
El principal problema  que se enfrenta, y que atenta contra la viabilidad de los mismos, es que por Constitución ninguna pensión puede ser inferior al salario mínimo. Asumir un riesgo político, como claramente lo es el incremento del salario mínimo, cada vez se torna menos viable para el sector asegurador.  En la reforma financiera de 2009 se abrió un espacio para buscar una solución, pero no ha habido ningún avance.
 
Otros retos que habrá que comentar en otra oportunidad son la apertura unilateral al comercio transfronterizo de seguros y las leyes recientemente expedidas de protección al consumidor y de privacidad de la información.
 
GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés