.
Analistas 18/01/2022

Seguridad jurídica para la IED en Colombia

Rosa María Gamarra
Gerente general de la Zona Franca de Occidente

En Colombia, el régimen de Zona Franca ha entregado grandes dádivas y desarrollo social a las regiones donde se encuentran ubicadas. Desde que se implantó este modelo en el país, hace más de 60 años, han evolucionado a través de las nuevas tendencias internacionales y han estado acompañadas de un marco jurídico que ha abierto el camino para que nuestro país, hoy, sea un radar de inversionistas de talla mundial.

De hecho, es un sector que cuenta con una fuerza laboral de más de 136.000 empleos y que en la última década, ha generado alrededor de $48 billones en inversiones ejecutadas. En Mosquera, por ejemplo, desde que iniciamos nuestra operación, se han realizado inversiones de más de 184 mil millones de pesos, generado más de 7800 empleos directos e indirectos en la región y en el país.

Es así, que medidas tomadas por parte del Gobierno Nacional como el ampliar el plazo de la declaratoria a 30 años para las zonas francas permanentes ha enviado un mensaje de mayor seguridad al régimen y ha permitido la creación de mecanismos para que estas eleven el potencial necesario para ingresar a las grandes cadenas globales.

En el caso de Zona Franca de Occidente (ZFO), la prórroga otorgada recientemente, estima una inversión en los primeros 10 años de 500 millones de dólares y a su vez, se traducirá en la creación de alrededor de 33 mil empleos directos y 50 mil empleos indirectos tanto para el municipio de Mosquera como para todo el país.

Y quiero detenerme en esto, porque si bien, es una muy buena noticia para los colombianos denota un compromiso genuino y real de todos los empresarios inversionistas que ven en Colombia, una oportunidad para ampliar sus operaciones. Compromiso en firme que, usuarios de múltiples sectores económicos de ZFO han asegurado con una inversión más allá de lo estipulado.

Lo anterior se explica, en otras palabras, debido a que para este tipo de prorrogas, se debe presentar un plan maestro muy riguroso al Ministerio Industria y Comercio, que verifique una inversión mínima de 33 mil millones de pesos. Ahora bien, este plan tiene una proyección adicional por parte de los usuarios que como mencioné oscila en aproximadamente medio millón de dólares.

Son proyecciones que, por ejemplo, apoyarán al municipio a convertirlo en una de las regiones con menos desempleo; De esta manera, se generará un círculo virtuoso en el cual la demanda industrial conlleva a una mejor calificación de la mano de obra, y esta a su vez apoyará en mayor medida a la creciente industria, estimulando un incremento en la oferta laboral calificada.

La apuesta por el empleo es fundamental para cualquier zona franca, dado que beneficia a las comunidades alrededor del parque y con la ejecución de la inversión se generarán externalidades positivas como la contratación del personal del municipio y de la región Occidente, así como entrenamientos y transferencia de tecnología.

En ese sentido, los resultados y aportes que han generado las Zonas Francas son clave para la etapa de reactivación economía de Colombia, más aún, porque las precitadas prorrogas, equivalen a la constitución de un marco jurídico que va a garantizar que más allá de generar altas inversiones extranjeras para la economía nacional traiga consigo múltiples ventajas, principalmente, transformando las zonas periféricas donde se encuentran y convirtiéndolas en polos de desarrollo que fortalecen la infraestructura, la educación, la inclusión de fuerza laboral, la tecnología, entre otras.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA