Analistas

Patria o Muerte en Venezuela

La trayectoria de Venezuela desde que Hugo Chávez ingresó a la política en 1992, con un golpe de Estado sangriento, suministra material para las crónicas del subdesarrollo.  El proceso mediante el cual, a base de carisma, un personaje ignorante logra dominar a un país,  es parte de la experiencia venezolana reciente, cuyas facetas se prestan para el tratamiento literario.

La novela histórica Patria o Muerte de Alberto Barrera Tyszka describe la forma como transcurrieron los últimos años de Hugo Chávez, desde el momento en que se detectó el cáncer que habría de poner fin a su vida.  Es el relato de la agonía, en un centro médico cubano, del líder que aspira a convertirse en la reencarnación de Simón Bolívar. Al mismo tiempo, es la descripción descarnada de una nación en la cual la vida cotidiana se ha venido degradando de manera dramática.

El protagonista de la novela, Miguel Sanabria, es un médico  jubilado que intenta marginarse de la realidad y de mantener una postura  equidistante del antichavismo de su esposa y el fervor bolivariano de su hermano comunista, Antonio.  La realidad irrumpe en su vida cuando un sobrino, que hace parte del régimen, le solicita que esconda el teléfono celular con el cual un guarda personal de Chávez había grabado a su jefe antes de la operación.  Adicionalmente, su calidad de presidente de la junta del condominio obliga a Sanabria a ocuparse del caso de un periodista desempleado que se rehúsa a entregarle a su propietaria el apartamento que alquila.  

‘Justo lo que tanto había tratado de evitar, por fin, estaba llegando: el país.  Sanabria había pasado más de diez años tratando de vivir en las orillas de la realidad, esquivando los conflictos, intentando que eso que llamaban la Revolución no lo tocara.’ …  ‘El país siempre estaba a punto de estallar pero nunca estallaba. O peor: vivía estallando lentamente, poco a poco, sin que nadie se diera demasiada cuenta’. 

Sanabria considera que para la generación de Antonio ‘el gobierno comenzó a proponer una suerte de parque temático de los años setenta.  Por momentos, el país parecía un espacio  adonde sacar a pasar las nostalgias.’  En las discusiones con su hermano, Sanabria se desahoga: ‘Volvimos al pasado. Volvimos a los caudillos.  A los cuarteles.  Esa es nuestra historia.  La mejor inversión económica que se puede hacer en Venezuela es dar un golpe de Estado’. 

La narrativa describe la cesión de soberanía que el gobierno le ha hecho a Cuba; la forma como el miedo y la sospecha han permeado a la sociedad; y los extremos a los cuales han llegado el culto de la personalidad y la deificación de Chávez.

 El régimen parece acercarse a una etapa terminal.  Lo que se desprende del libro de Barrera  es la enormidad de la tarea que le espera a un eventual gobierno de transición.  Además de reconstruir las instituciones y la economía, será necesario comenzar por restablecer las bases de la convivencia social.