.
Analistas 26/09/2021

El impacto del chorizo

Ramiro Santa
Presidente Sklc Group

Negarse a beneficiar al país con el gas, el petróleo y la minería que tiene Colombia es como si una fabrica de chorizos deja de producir y vender por que hay personas que tienen alto el colesterol y quizás pueden morir de infarto. Es cierto que todas las personas y empresas deben contribuir al mejoramiento del cambio climático, pero sin ocasionar daños ni desconocer la realidad, las obligaciones ni los derechos superiores.

El aporte de Colombia al mundo en efecto invernadero 0,46% (donde energía y transporte es solo el 22% Vs. Pastizales, Fermentación entérica, suelos gestionados, tierras de cultivos son 55%)* pero si pudiéramos hacer todos los cambios e inversiones necesarias para llegar a 0, tampoco sería determinante para el mundo, pues Colombia no es gran contaminador. En cambio, es productor y consumidor de gas que es un hidrocarburo limpio, de transición y estratégico para la producción de energía a través de las termoeléctricas que sirven de apoyo en época de sequias como sucedió en los años 90. Es evidente e inteligente no importar gas teniendo el potencial que tenemos y que por el contrario se debe estimular la búsqueda del gas que necesitamos para producir energía para la industria, para el comercio, para el transporte, para cocinar, prevenir la tala de arboles y para prevenir el cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias que causa el humo en las cocinas de leña.

Esta realidad de las bondades de los hidrocarburos es poco conocida, pero desde la ignorancia utilizada como estratagema política también es importante mencionar que la técnica de fracturamiento hidráulico, fracking se ha hecho en el mundo por muchos años y en Colombia también con mucho éxito en la mayoría de campos para optimizar la producción de petróleo y gas. Gas que seguro han utilizado los contradictores en la cocina, el transporte, en el baño, en los abonos, en la ropa, en los hospitales y han recibido también los beneficios de las inversiones del Estado en educación, salud, vías y hasta en salarios del gobierno directamente o como contratistas, pues esta industria es la que mas impuestos y regalías paga el erario público.

Minería, petróleo y gas utilizado y vilipendiado con noticias y videos falsos en las redes y que nada tienen que ver con la realidad de las practicas sostenibles de la industria; ni con el horror del mercurio, que solo lo usan en la extracción ilegal de minerales. No se puede confundir la producción legal con la minería ilegal que no paga impuestos ni realiza manejos, compensaciones y remediaciones ambientales; esa misma que se rodea de los grupos armados ilegales; que tiene practicas corruptas y viola los Derechos Humanos.

El cambio climático si es una realidad que impacta en la vida de todos, las grandes potencias de Europa, América y Asia están en la carrera de desarrollar sistemas de generación de energía limpia unas basadas en equipos que demandan ingentes cantidades de minerales, otras que están desarrollando tecnologías con base en hidrocarburos, como el gas, cada vez menos contaminantes, otras que volverán a las plantas nucleares y otras con elementos nuevos como el nitrógeno. Por lo pronto hay que informarse, no radicalizarse, entender porqué y quienes son los que nos están vendiendo tecnologías de producción de “energía limpia” que en otros países han tenido que descartar por atentar contra la naturaleza oponiéndose a prácticas industriales probadas y aprobadas en el mundo.

*Fuente. IDEAM y Our World in Data / CRE Centro Regional de Estudios de Energía