.
Analistas 08/03/2021

Determinación: la clave del éxito

Pilar Ibáñez
Consultora bienestar organizacional

Alguna vez se han puesto a pensar ¿Por qué razón hay gente en el mundo que tiene talentos increíbles, pero nunca logra el éxito, y otros que pareciera que no tienen mucho talento llegan muy lejos? La Dra. Angle Duckworth de la Universidad de Pensilvania resuelve esta pregunta en su libro “Grit: El poder de la pasión y la perseverancia. Lo más importante para tener éxito y ser feliz no es el talento”.

Dra. Duckworth al inicio de su libro habla sobre la importancia que se ha dado al talento en la historia de la humanidad, especialmente en el mundo corporativo. Pareciera que si la persona cuenta con un talento suficiente e innato lo más evidente es que sea exitoso en la vida. Pero resulta que la sobre atención al talento también ha generado en las personas un autosaboteo constante. Me explico: Cuando alguien cumple un sueño, que para muchos parecería imposible, el comentario siempre es “es que contaba con el talento”. Acto seguido quien eso escucha se siente mejor porque no fue su culpa no cumplir esa misma meta o sueño, no es su culpa no contar con el talento.

El talento se ha convertido en una excusa para no intentar, para autosabotear los sueños y metas. Esto se demuestra con personas que también son muy talentosas, pero que nunca llegan a ser exitosas. De este grupo conozco personalmente a varios. Personas que tenían el talento para cantar, pero no son cantantes, que tenían el talento para escribir, pero no son escritores, tenían el talento para ser deportistas, pero hoy no lo son. Lo que demuestra que tengas talento o no, eso no es lo más importante. Lo importante es lo que haces con ese talento, lo que quieres lograr en la vida. Ahora, si cuentas con el talento, no lo desperdicies.

Desde el punto de vista de Duckworth, el esfuerzo contiene un ingrediente extraordinario, el grit o la determinación. Es la determinación la que hace que una persona logre los resultados, es la determinación la que hace que un deportista se levante en las mañanas y entrene día tras día, es la determinación la que hace que un emprendedor después de recibir 100 rechazos a su idea de negocio logre hacerla realidad, es la determinación la que hace que una pareja subsista y no se acabe con el primer disgusto. Para mí en particular, la palabra determinación me genera una sensación o más bien una autorreflexión y me pregunto ante una meta o sueño por cumplir: “¿Cuánto quieres lo que quieres?” y “¿Qué estás dispuesto a hacer para lograrlo?”

La determinación absorbe dos conceptos, la perseverancia y la pasión, ya que una cosa es lo que uno quiera conseguir hoy, y otra muy diferente lo que uno quiere conseguir en la vida. La perseverancia y la pasión son las dos ruedas de un carro que va a largo plazo. La perseverancia tiene que ver con la capacidad de no rendirse ante las circunstancias, también la capacidad de terminar lo que se inicia, cosa que para muchos es difícil. La pasión, para el Grit no tiene que ver con emociones intensas, ya que esto sería muy volátil, sino más bien con el largo plazo. La pasión puede estar asociada a un propósito, ya que requiere de un compromiso profundo que va más allá del tiempo. En el libro Grit, Duckworth comparte un test para conocer el nivel de Grit que cada uno tiene, te recomiendo hacerlo ya que da una idea muy interesante sobre el punto en el que uno está y cómo hacer para mejorarlo.

En un mundo en el que se quiere todo rápido y fácil y donde la pandemia ha hecho reflexionar sobre la importancia de la resiliencia, creo que tiene mucho valor poner atención a la determinación, es decir la perseverancia y la pasión para ser feliz y exitoso.