Analistas

Una vasta literatura de buena economía

New York Times

No obstante, por supuesto hay algunos casos en los que realmente deberíamos saber algo sobre la investigación existente antes de opinar, y Smith ofrece un buen consejo: La Regla de los Dos Documentos de Investigación. Deme dos documentos de investigación en esta vasta literatura que sean “ejemplo y dechado” de la literatura. Si no puede, es probable que toda esta literatura sea una pérdida de tiempo.

Esta regla, por supuesto, nos pone a trabajar a algunos para tratar de pensar en dos documentos de investigación que recomendaríamos en áreas de interés particulares. Así que a continuación comparto algunos de mis ejemplos.

Smith, en general, está muy abajo en macroeconomía, pero creo que hemos aprendido mucho de macro desde la crisis financiera de 2008. Veamos como ejemplo la política fiscal: antes de la crisis, sorprendentemente había poca evidencia sólida sobre sus efectos, principalmente porque la historia nos dio muy pocos experimentos naturales (la causación generalmente iba de los ciclos empresariales a los presupuestos y no a la inversa).

Pero la crisis nos ofreció algunos experimentos vía la austeridad y una renovada búsqueda de casos históricos. Señalaría a los economistas Olivier Blanchard y Daniel Leigh (aquí: bit.ly/2qzrrFj), quienes usaron la austeridad como experimento, y a Emi Nakamura y Jón Steinsson (bit.ly/2q4gkAV), quienes aprovecharon los choques regionales del gasto en defensa. No estoy diciendo que estos sean los únicos documentos de investigación buenos, pero bastan para demostrar que ahí hay algo real.

También hemos tenido cierta drástica confirmación sobre lo que algunos creíamos saber sobre la política monetaria en el límite inferior cero. Se me ocurre, por ejemplo, un documento de investigación de 1998 que ha resistido bastante bien; pero lo voy a dejar como ejercicio para los lectores.

¿Qué me dicen del comercio?

Un documento de investigación de 2013 escrito por David Autor, David Dorn y Gordon Hanson sobre el impacto de China tal vez no sea la última palabra (bit.ly/2rmiZe1), pero sin lugar a dudas es un enfoque revelador. De forma extraña, pondría a Arvind Subramanian y a Martin Kessler (bit.ly/2qBSmkd) en la misma categoría: comprender que esta globalización es distinta a cualquier cosa anterior es muy importante.

De cierta forma, me resisto al nihilismo de Smith aun cuando apoyo su método. Pienso que se ha hecho mucha buena economía, incluso cuando también hay vastas literaturas que no son dignas del tiempo de nadie.