Analistas

La innovación disruptiva, gran reto empresarial

GUARDAR

La tecnología influye y transforma la sociedad en la que vivimos. Afecta a factores clave de la empresa como la comunicación, la productividad o el entorno competitivo. Modifica todos los ámbitos de la vida de las personas y su incidencia es rápida y directa sobre el mundo.

Ya no es correcto referirnos a Internet como la cuarta revolución, porque va mucho más allá. Estamos presenciando una increíble y acelerada evolución tecnológica con un impacto absoluto en todos los sectores. Términos como Inteligencia Artificial o ‘machine learning’, no son ciencia ficción y su aplicación ya ha alterado los procesos de fabricación y negocio de muchas compañías. Los asistentes virtuales han modificado la manera de buscar en Internet y utilizar dispositivos; los teléfonos determinan el comportamiento de cada consumidor; el ‘machine learning’ analiza datos y adquiere conocimiento de su propia experiencia, algo que permite adaptar la información al perfil y necesidades del usuario.

Las innovaciones de los últimos años han supuesto un cambio radical en los procesos productivos que ha exigido a las empresas una renovación constante. Este gran movimiento no ha hecho más que empezar y tanto las empresas como las personas, no pueden ya vivir al margen. Pero ¿realmente estamos preparados para afrontar todos estos cambios rápidos y constantes?

Nos movemos en un mundo aún desconocido, donde el primer paso es entender que el conocimiento fluye de forma dispersa a través de la red y las nuevas disciplinas no se aprenden de forma metódica como ocurría tradicionalmente con los libros de texto. Los entornos son cada vez más versátiles y complejos con un modelo educativo que se ha quedado obsoleto.

Este proceso imparable de innovación disruptiva implica un cambio radical en las empresas que se enfrentan al reto de adecuarse al nuevo panorama. En Colombia el concepto innovación disruptiva está cobrando el mismo protagonismo que en España u otros países. Ya son muchas las empresas que buscan mejorar sus procesos a través de la introducción de tecnologías sofisticadas y continúan observando a la sociedad para detectar las nuevas formas de aportar valor a sus clientes y mejorar su experiencia.

La innovación siempre ha formado parte de nuestras vidas, pero dado el contexto en el que nos movemos, su necesidad es cada vez mayor. Innovar es crear ventaja competitiva, disponer de un modelo de negocio a largo plazo y alcanzar las cotas de mercado a través de estrategias disruptivas. También necesita de valentía y actitud para dar un paso más y mantener la rentabilidad y el liderazgo en el mercado.

Ante esta situación, las organizaciones necesitan apoyar el desarrollo de herramientas tecnológicas, la aplicación de nuevas ideas y conceptos y sobre todo, ser responsables y comprometidas para resolver las necesidades en la sociedad. De la misma manera, tienen la labor principal y más inmediata de potenciar las cualidades humanas de sus empleados y conseguir a través del trabajo en equipo o la creatividad, diferenciar a la plantilla de las tareas realizadas por las máquinas.

No cabe duda de que la tecnología permite mejorar gradualmente los procesos de producción y el acceso a los mercados, pero no debemos olvidar que los protagonistas siguen siendo las personas. Ellos son y serán nuestro mayor valor. Ayudarán a la compañía a interpretar el entorno competitivo que se presenta con el cambio tecnológico y dotarán de las herramientas necesarias para afrontar este corolario de retos y oportunidades.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés