.
Analistas 17/03/2021

Viajes, pasaportes covid y Zoom

Narciso De la Hoz G.
Director editorial Revista Gerente

Bill Gates, emprendedor y magnate tecnológico, uno de los hombres más ricos del mundo y, en los últimos años, filántropo y financiador de vacunas, se ha convertido en una especie de oráculo. Una de sus últimas predicciones tiene que ver con el fin de los viajes de negocios.

“En el mundo postcovid, iremos poco a la oficina y haremos 50% menos de viajes ahora que trabajar desde casa es más fácil”, dijo el fundador de Microsoft en su podcast.

La pandemia desplomó la demanda del sector de viajes y turismo en 2020; en particular, de los viajeros de negocios que, aunque solo representaban 30%, generaban más de la mitad de los ingresos de las aerolíneas en Estados Unidos.

De acuerdo con la consultora Bernstein, mientras que el gasto total en viajes domésticos e internacionales en 1995 ascendió a US$2,1 billones, en 2019 la cifra total aumentó a US$5,2 billones, y una cuarta parte se destinó a viajes de negocios.

Para las aerolíneas, el golpe ha sido brutal. En 1950, en los inicios de la era del jet, solo 25 millones de personas viajaron al extranjero; en 2019, 1.500 millones. Entre 2019 y 2020 los ingresos del sector se desplomaron de US$872.000 a US$340.000 millones y, según Iata, el año pasado, las pérdidas superaron los US$118.000 millones.

Según el FMI, antes del covid-19 la industria turística representaba 10% del PIB mundial y generaba más de 320 millones de empleos. Por ello, el Fondo sostiene que el choque en las economías dependientes del turismo será peor, ya que los ingresos solo comenzarían a recuperar el nivel de 2019 en 2023.

Con uno de cada tres destinos cerrado al turismo internacional a comienzos de marzo, la Organización Mundial del Turismo (OMT) dice que más de la mitad (38 de 69 destinos) llevaban cerrados al menos 40 semanas. Al mismo tiempo, la casi segura creación de un ‘pasaporte de vacunación digital’ en la Unión Europea podría complicar aún más la situación.

En cuanto a los viajes de negocios, Credit Suisse y Citi calculan que entre 10% y 25% desaparecerá. Amazon, por ejemplo, ha ahorrado US$1.000 millones en viajes. Según McKinsey, después de la crisis financiera de 2008-2009, el número de viajes de negocios internacionales desde Estados Unidos cayó 13% versus 7% los viajes de placer. La recuperación tardó cinco y dos años, respectivamente.

Y aunque Gates tal vez exagera, Zoom, Google Meet, Teams y los servicios de videoconferencia similares, sí tienen más posibilidades de reemplazar los pasajes de clase ejecutiva, ahora que las empresas necesitan recortar gastos.

Antes de la pandemia, más de 10% del presupuesto anual de una compañía típica se dedicaba a gastos y viajes, según SAP Concur. De hecho, una encuesta de la multinacional alemana revela que 81% de los líderes financieros admiten la existencia de puntos ciegos cuando se trata de gastos, viajes y facturas, porque muchas empresas no han automatizado sus procesos y continúan haciendo el registro de recibos de forma manual, y 75% afirma que los viajes solían exceder los presupuestos.

Por eso, aunque las pantallas no reemplazarán todos los viajes de negocios, sí veremos la implementación de soluciones tecnológicas que faciliten la gestión interna, aprobación de facturas y el pago de viáticos.